Coín abre su despensa para celebrar el Día de la Naranja

Coín abre su despensa para celebrar el Día de la Naranja

La jornada gastronómica reúne en la localidad a miles de visitantes, que se han llevado a casa miles de kilos del cítrico obsequiados por el Ayuntamiento

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Unos farolillos cruzan las calles, de tejado en tejado. Hay música y ambiente en todos los rincones del centro, que lleva ya varias horas oliendo a zumo y a sopa 'hervía'. La Fiesta de la Naranja de Coín ha vuelto a ser todo un éxito de convocatoria y ha conseguido reunir a miles de vecinos y visitantes en torno a la gastronomía de la localidad. Este encuentro fue declarado de interés turístico provincial en el año 2004.

La jornada de actividades ha comenzado desde bien temprano, con la apertura de los expositores que han reunido a los más madrugadores. La fiesta se ha celebrado en los alrededores de la plaza Bermúdez de la Rubia. Los protagonistas del día, además de la naranja, han sido los productos tradicionales de la localidad como el pan horneado con harina coineña, dulces, embutidos y artesanía y cerámica hechas a mano. La clave del día de la naranja está en que, mientras que los visitantes han hecho sus compras han podido probar un zumo de naranja recién exprimida en los diferentes puntos del centro urbano. El refrigerio ha sido la primera de las distintas degustaciones gratuitas que ofrece el Ayuntamiento a lo largo de la jornada. Además, como es tradicional, se han repartido miles de kilos de naranja en bolsas a los visitantes.

Pero antes de empezar a comer, el alcalde, Fernando Fernández, acompañado por el concejal de Turismo, Cristóbal Ortega, y el resto de los concejales del equipo de gobierno, han hecho entrega del premio honorífico naranja, que en esta vigésimo segunda edición ha recaído precisamente en las tres harineras de la localidad: San José, La Fuensanta y El Molino. Se han elegido a estas empresas locales, de carácter familiar, «por su trabajo diario con uno de los productos agroalimentarios más afamados de Coín y la promoción de los mismos», según han indicado desde el Consistorio en la entrega. Además, «acercarse a uno de estos molinos es retroceder en el tiempo y ver como la tradición en la elaboración de estas harinas aún se mantiene», han concluído.

Tras el acto oficial, han comenzado las colas para degustar la ensaladilla de naranja, con bacalao, patata y cebolleta, que ha preparado y repartido este año la asociación Giseco, con toda la energía que siempre demuestra este colectivo senderista. A continuación ha llegado el momento más esperado por todos que es la degustación de la 'sopa hervía' que es una de las recetas más conocidas de Coín, ya que era el plato típico que preparaban los trabajadores del campo para almorzar en los días de labranza. Se elabora con lo mejor de la huerta: pimientos, tomates, ajos y patatas, y con pan del día anterior. La elaboración del plato ha corrido a cargo de la asociación Félix Mesa.

Al mismo tiempo que la fiesta continuaba animada por la música de la Tuna de Magisterio, se han celebrado los concursos de postres elaborados con naranja, donde los vecinos ponen cada vez el listón más alto para el jurado; así como el certamen de pintura rápida 'Annette Deleitalle', en homenaje a esta pintora belga que falleció hace algunos años tras dejar huella en Coín, ya que fue el lugar que escogió para hacer varios estudios artísticos sobre la calle y la relación con sus vecinos, (en este caso coineños).

Temas

Coín

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos