Cierran al tráfico el Puente Nuevo para mejorar su saneamiento

Estado de los trabajos esta semana.  v. m. /
Estado de los trabajos esta semana. v. m.

La rotura de tuberías en la zona, en el origen del problema de filtraciones de agua en el monumento y del hundimiento parcial de su calzada

VANESSA MELGAR RONDA.

Las obras de mejora de las redes de saneamiento, pluviales y abastecimiento iniciadas el pasado lunes en el Puente Nuevo, por lo que el monumento se ha cerrado al tráfico, con una duración prevista, inicialmente, de 40 días, han permitido comprobar, una vez levantado el tablero, que el hundimiento de parte de la calzada que se había producido y agravado en los últimos meses responde a la rotura de tuberías de saneamiento y a la formación de «una auténtica ciénaga» en la zona, según indicó el concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Ronda, Francisco Márquez.

Así, se ha tenido que excavar hasta alrededor de 5,5 metros hasta superar la bolsa de aguas residuales que se había formado. «En este punto han comenzado los trabajos para depositar áridos, en torno 300 metros cúbicos, y se procederá a la renovación de las canalizaciones», argumentó Márquez.

Éste expresó que, de momento, se mantiene el plazo previsto de ejecución de la obra, que corre a cargo de la empresa Torrumoti S. A. «Había zonas huecas, se ha anulado el saneamiento de la zona. La rotura podría haberse debido al peso que soporta el Puente», aseguró.

La actuación está siendo financiada por la Diputación Provincial de Málaga con 450.000 euros, pero se está actuando también con este dinero en otros puntos de la ciudad del Tajo a fin de poner solución al problema de anegaciones de agua cada vez que llueve de forma considerable.

Márquez destacó la actuación en el Puente Nuevo que sufre un problema de filtraciones de agua desde hace años. En este sentido, muchas son las voces que han alertado al respecto, a razón también de los restos blanquecinos que se observan en la fachada y en el interior del Puente, en el que se sitúa el Centro de Interpretación del monumento.

Igualmente, expertos del Instituto Geológico y Minero de España se desplazaron hasta Ronda y tras una inspección concluyeron que el monumento soporta un elevado nivel de tráfico y que tiene problemas de saneamiento, como ahora se ha comprobado ciertamente. Por ello, aconsejaron incrementar su conservación, casi nula, y subrayaron que la estructura es robusta.

Regulación del tráfico

Las obras de mejora del Puente llegan en un momento en el que el Ayuntamiento quiere reordenar el tráfico en el conjunto histórico, dentro de una estrategia de movilidad sostenible en la que se está trabajando con distintos colectivos. Todas las medidas ya han sido consensuadas y algunas se han puesto en marcha, como el cierre definitivo al tráfico del Arco de Felipe V.

No obstante, la solución para el Puente, que acaba de cumplir 230 años, una vez que terminen las obras, aún no se ha hecho pública. Ésta podría consistir en permitir el paso para todos los vehículos y en determinadas franjas horarias, solo para residentes en el espacio.

Fotos

Vídeos