La cerveza 'pija' de Ronda

La malagueña Jenny Heredia está al frente de ‘Puente Nuevo’ y elabora la bebida en Ronda. /Vanessa Melgar
La malagueña Jenny Heredia está al frente de ‘Puente Nuevo’ y elabora la bebida en Ronda. / Vanessa Melgar

Una emprendedora produce en la Serranía la primera artesanal ecológica de Málaga

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

«Esta Navidad podemos descorchar una botella de cerveza y brindar con ella», bromeó Jenny Heredia, una empresaria malagueña, microbióloga de formación, que produce en Ronda la primera cerveza artesanal ecológica de la provincia, bajo la marca ‘Puente Nuevo’. Lo hace al enseñar el nuevo formato que ha lanzado al mercado: una botella de cava, de 75 centilitros, sellada con cera. «Es como una litrona pija», continuó Heredia, que actualmente elabora una blonde y una pale ale.

«La idea de utilizar una botella de champán surgió del proceso de elaboración, que es como el método ancestral del champán. En primer lugar, se cuece la malta, se aplican cambios de temperatura, se le añade el lúpulo, se pasa a depósito, hay una primera fermentación y una maduración y luego se embotella y necesita una segunda fermentación», explicó Heredia e indicó que desde que comienza a elaborar la cerveza hasta que la pone en el mercado pasan dos meses.

Comercializa su producto, que exporta a Suecia, India, Alemania e Inglaterra, entre otros, también en botella de cava

Su producto parece estar a la altura de envoltorio (también comercializa botellines de 33 centilitros), ya que ‘Puente Nuevo’ está actualmente creciendo en exportación y colándose, tal y como explicó su autora, en restaurantes con estrellas Michelin. Su producto ya ha viajado a Suecia, India, Alemania e Inglaterra, entre otros países. «Los mayores pedidos los estoy recibiendo del extranjero», comentó y dijo que el 50% de la producción se vende fuera de España. En la actualidad, produce en torno a 1.500 litros al mes, aunque esta cifra varía en función de la demanda. «En España, también estamos creciendo, vendemos, mayormente, en tiendas gourmets», apostilló Heredia con la que colabora su pareja, José Manuel Cózar, enólogo.

Coste de producción

A esta empresaria no le gustaba la cerveza, o eso creía. «No me gustaba la cerveza industrial, pero en Londres podré la artesana y descubrí que sí me gustaba y decidí dedicarme a ello desde lo ecológico», expresó. Subrayó que los costes de producción, por esto último, casi se triplican, mientras que el precio de venta al público es similar al de resto de artesanales.

‘Puente Nuevo’ usa lúpulo y malta procedentes de Bélgica donde, según consideró Heredia, «están los mejores. Son difíciles de conseguir y de primera calidad, no contienen nada de químicos». Una parte del lúpulo es local.

Heredia, que también forma parte de la Asociación de mujeres empresarias y emprendedoras de Ronda y la Serranía (Aseromep), que dirige otra empresaria rondeña, Yolanda Moreno, y que en noviembre organiza en Ronda una convención nacional, nunca imaginó que su cerveza iba a tener tanta aceptación. De momento, solo produce dos tipos, pero ya tiene en mente otro que prefiere no desvelar aún. «Mi pale ale es muy equilibrada, muy redonda, pero saqué una blonde… en mente ya está otra», adelantó.

Temas

Ronda

Fotos

Vídeos