Vecinos de las zonas rurales de Casabermeja solo disponen de seis horas de agua a la semana

Numerosos residentes se ven obligados a pagar cubas de su propio bolsillo para llenar los aljibes y paliar así una situación «desesperante»

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Casabermeja lleva más de una semana sin poder garantizar el consumo de agua potable en varios puntos del municipio. La sequía y los problemas en la red han obligado a cortar el suministro en las zonas rurales, donde únicamente se abre el grifo un día a la semana. Sin embargo, varios vecinos de dichos territorios transmitieron ayer a este periódico que por lo general, «el suministro sólo funciona durante unas seis horas», por lo que el abastecimiento es «insuficiente». Los afectados sostienen que pagan «los mismos impuestos» que los vecinos del núcleo urbano, donde no ha habido cortes hasta la fecha.

Fernando Alonso, residente de la zona rural de Casabermeja, asegura haber estudiado el tema desde la perspectiva legal para ver si es posible «emprender acciones» contra el Ayuntamiento. Además, se está planteando «reunir las firmas de varios vecinos y enviar una carta al defensor del pueblo», ya que considera que se está haciendo agravio comparativo: «Parece que seamos ciudadanos de segunda».

Por su parte, Azahara Campoy, vecina a su vez de la misma zona, explica que «todos los veranos pasa lo mismo». «Estamos hartos de quejarnos pero como somos pocos prefieren dejarnos a nosotros sin agua» y lamenta «haber tenido que comprar ya cubas para llenar el aljibe». Campoy, además, se queja de la falta de consumo responsable en el núcleo urbano, algo en lo que coinciden todos los afectados: «Es habitual ver a gente baldeando las calles con una manguera o lavando el coche», aseveran.

La empresa que gestiona el agua atribuye a «problemas en las infraestructuras» como causa de los cortes en el suministro

J. M. es el vecino que vive en el punto más alto de la zona, por lo que «cuando abren el suministro, los depósitos se secan» antes de que lleguen a su aljibe particular. «Todos los veranos tengo que recurrir a cubas pagadas de mi bolsillo». A la falta de agua, que les impide «vivir con normalidad», se le suma el hecho de que los contadores también registran la salida de aire, por lo que a final de verano, muchos de ellos se ven obligados a pagar recibos por un agua que no han consumido.

Recursos «ilimitados»

Aguas de los Verdiales, empresa pública compuesta por los ayuntamientos de Casabermeja, Almogía, Villanueva de la Concepción y Antequera, es la responsable de la distribución del agua. Al estar en concurso de acreedores, los recursos son «limitados», según explicó a SUR el administrador concursal. «El problema reside la falta de infraestructuras», apuntó, descartando así el agravio comparativo señalado por los vecinos.

Al parecer, a nivel geográfico, «la zona de Casabermeja es muy compleja», por lo que la red de abastecimiento no permite que se distribuya de otra manera dada la sequía estival. Anunció que hoy se celebrará una reunión con técnicos de EMASA –que están asistiendo a la sociedad para que se cree un convenio y la empresa en concurso salga adelante– para estudiar «diferentes alternativas» con las que encontrar soluciones.

Fotos

Vídeos