La Casa del Rey Moro sigue esperando su rehabilitación

Estado actual de una de las fachadas. v. m.

El Ayuntamiento, que tendrá que pagar casi 94.000 euros al dueño por incumplir el convenio para crear un hotel, le volverá a exigir su arreglo

VANESSA MELGAR RONDA.

La Casa del Rey Moro lleva años esperando su rehabilitación, sometida al deterioro por el paso del tiempo y a otros devenires que lejos de aclarar su futuro, lo enturbian. Mientras que los Jardines y la Mina están declarados Bien de Interés Cultural (BIC), lo que se traduce en un flujo constante de visitantes, el inmueble del siglo XVIII se alza en la parcela, lleno de andamios que dan cuenta de la intención de acometer su arreglo, aunque éste parece no llegar del todo.

Esta semana el concejal de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez, ha explicado que el Ayuntamiento acatará la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por el que se condena al Consistorio a pagar alrededor de 94.000 euros al propietario de la Casa, a un empresario alemán con el que no ha podido contactar este periódico, por incumplimiento del convenio firmado en 1997 entre ambas partes para habilitar en el monumento un hotel de cinco estrellas y otras instalaciones. Entre otros, se señala que el Consistorio incumplió la tramitación para cambiar el uso de las parcelas, de residencial y uso cultural privado, a turístico y hotelero.

«No nos queda otra que acatar la sentencia», dijo Márquez, que insistió en que con esta sentencia se da por resuelto el convenio entre el Ayuntamiento y el promotor, Jochen Knie, como administrador de la sociedad Casa del Rey Moro S. L. U. «Como cualquier otro propietario de un inmueble en mal estado en el conjunto histórico, tiene una serie de derechos y de deberes», insistió el edil, mientras anunció que se le volverá a requerir al dueño del palacete su rehabilitación.

Márquez explicó que esta semana ha tenido lugar una reunión en el Ayuntamiento, a la que estaba prevista que acudiera el promotor, tras la sentencia, pero éste no estuvo presente y sí profesionales preocupados por el cumplimiento de la licencia que fue otorgada en 2013 para trabajos de rehabilitación y se amplió hasta 2015. Ésta cumple a principios de septiembre.

El edil de Obras y Urbanismo también explicó que, al tiempo que se le exigirá el arreglo, se analizará la viabilidad de los proyectos que pudiese presentar el promotor, que ha propuesto, de momento, que el Ayuntamiento destine los citados 94.000 euros a labores de rehabilitación, lo que rechazó el Ayuntamiento. Mientras, la Casa del Rey Moro, que se barajó expropiar dado su mal estado, sigue languideciendo a falta de una solución.

Fotos

Vídeos