Cártama recibe todos los informes para tramitar la línea eléctrica del hospital

Comitiva del Partido Popular, ayer frente a las puertas del Hospital del Guadalhorce. /Fernando Torres
Comitiva del Partido Popular, ayer frente a las puertas del Hospital del Guadalhorce. / Fernando Torres

El PP provincial señalade nuevo a la falta de médicos como «el verdadero motivo» de los retrasos en la apertura completa del centro

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Hospital Comarcal del Valle del Guadalhorce, abierto de forma parcial desde el año 2016, sigue siendo el centro de la actualidad sanitaria en la provincia de Málaga. En las últimas semanas, la Junta de Andalucía y la Diputación de Málaga han intercambiado acusaciones en las que ambos consideran al otro responsable de que los quirófanos y el área de hospitalización sigan cerrados. Más allá de la esfera política, ayer se produjeron dos novedades en el complejo proceso administrativo mediante el cual todas las partes están tratando de poner soluciones a la mayor brevedad. Así, tal y como anunció a SUR el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Cártama (municipio donde está ubicado el centro), el Consistorio ya tiene constancia de que el último informe necesario para modificar el Plan Especial (condición indispensable para construir la línea eléctrica que necesita el edificio para funcionar a pleno rendimiento) es favorable.

El proceso

2010
Avanza la construcción del hospital, reivindicado desde hace años por la comarca.
2016
El centro abre de forma parcial sin los quirófanos tras la aportación de 8 millones por la Diputación. La Junta fija el 2017 como año para la apertura definitiva, aunque el proceso se frena.
2018
La necesidad de modificar el Plan Especial, redactado en 2005 sin contemplar la línea eléctrica, mantiene el hospital con los quirófanos cerrados.

En concreto, se trata de un documento elaborado por la Agencia Andaluza del Agua, en el que se analiza la intervención desde el punto de vista de la inundabilidad. Esta autorización era la única que faltaba por llegar de la larga lista de informes que el Consistorio ha debido gestionar junto a Endesa, empresa eléctrica encargada de habilitar la línea. Ahora, según apunta el concejal, «la modificación se llevará a pleno, donde quedará aprobada de forma provisional y será remitida a la Junta de Andalucía, que es la que debe dar el visto bueno definitivo». ParaLumbreras, ese será el momento en el que la Junta podrá demostrar con hechos su verdadero compromiso con la apertura completa del centro hospitalario.

Mientras la burocracia sigue su curso, Endesa y Cártama han encontrado la vía de atajar los mecanismos administrativos. Tras meses de estudios y análisis de diferentes alternativas –barajaron incluso proceder con las obras a través de una licencia provisional a la espera de la definitiva–, han decidido proceder con la parte de la obra que no depende de la autorización de la Junta, ya que no discurre por terreno protegido. Se trata de una tercera parte del tendido eléctrico (siete puntos de veintiuno), que podrán ser elevados en cuando la empresa y el consistorio materialicen esta decisión. De esta manera se adelantará parte del trabajo, aunque de momento se desconoce en concreto los meses que restarán de la ecuación esta solución.

En todo momento, Endesa ha sostenido que la obra integral del tramo correspondiente a suelo cartameño duraría unos tres o cuatro meses. Mientras tanto, la eléctrica ha finalizado el tendido que pasa por el término municipal de Alhaurín el Grande (subestación de Villafranco del Guadalhorce). Al mismo tiempo que ayer se conocían estos avances, el Partido Popular escenificaba su desacuerdo con la Junta de Andalucía a las puertas del centro hospitalario. La secretaria general del PP de Málaga, Patricia Navarro, advirtió de que «sin quirófanos ni hospitalizaciones» no es un hospital. Navarro estuvo acompañada de representantes de la Plataforma Pro Hospital del Guadalhorce, alcaldes y portavoces del PP en la comarca.

La portavoz subrayó la postura que ya sostuvo el presidente del partido y de la Diputación, Elías Bendodo: «¿Qué pasaría si mañana hubiera ya potencia eléctrica suficiente para poner en marcha los quirófanos y la hospitalización?, ¿se ha buscado y contratado ya al personal suficiente para poner en marcha este centro a pleno rendimiento?». De esta manera, los populares han vuelto a dejar claro que consideran la excusa de la línea eléctrica como una forma de ocultar la falta de dinero para personal sanitario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos