Cártama modificará el plan especial para que comiencen las obras definitivas del Hospital del Guadalhorce

El alcalde de Cártama, Jorge Gallardo (en el centro), acompañado de técnicos de Ensesa durante la reunión. / Sur

Endesa podrá empezar la construcción de la línea eléctrica a principios del año 2018 y los trabajos podrían concluir en tres meses

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Ayuntamiento de Cártama y Endesa han mantenido una reunión esta mañana para ultimar las condiciones en las que se concederá la licencia de obra con la que la compañía construirá la línea eléctrica que necesita el Hospital Comarcal del Valle del Guadalhorce. Al encuentro han acudido el Alcalde de Cártama, Jorge Gallardo; el Concejal de Urbanismo, Juan Francisco Lumbreras; el arquitecto municipal, el vicesecretario municipal, y, por parte de Endesa, el Director Provincial Francesc Alemani, junto a técnicos de la compañía. Gallardo ha confirmado en la reunión que el Ayuntamiento ha aprobado la modificación del Plan Especial, documento que contemplaba las condiciones de construcción del centro hospitalario y en el que no estaba incluida esta nueva actuación.

Este plan ha sido la principal causa por la que la eléctrica no ha podido comenzar las obras de la línea que falta para que el hospital abra las zonas que dependen de la potencia energética -quirófanos y áreas de ingresos, entre otras-, que actualmente permanecen cerradas. Cuando se redactó no se incluyeron las obras que debe realizar ahora Endesa, que conectarán el recinto sanitario con la subestación de Villafranco del Guadalhorce, donde ya han empezado los trabajos.

Según fuentes municipales, la modificación del plan se efectuará a principios de 2018, fecha en la que podrán comenzar las obras, que cuentan con un plazo de ejcución estimado de tres meses. Si las previsiones se cumplen, el Hospital de Guadalhorce podría estar abierto a pleno rendimiento en el primer trimestre del año que viene.

El anuncio de la modificación del documento llega una semana después de que el Consistorio ofreciera a Endesa una licencia de obra provisional mientras que se tomaba la decisión, ya que también se había contemplado la alternativa de pedir a la Junta de Andalucía que declarara las obras como de interés público, medida con la que quedarían exentas de cualquier necesidad de licencia municipal. La autorización provisional implica que el constructor debe ofrecer garantías de que la estructura podrá ser desmontada si es necesario.

Fotos

Vídeos