Cártama insiste en pedir refuerzos en seguridad a Interior tras los últimos robos

Uno de los vehículos municipales robados, que apareció semanas después en Torrox.
Uno de los vehículos municipales robados, que apareció semanas después en Torrox. / Fernando Torres

Casi todos los institutos del municipio han sido objeto de asaltos en el pasado curso. El Ayuntamiento ve la solución en aumentar la plantilla de Guardia Civil

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Cártama ha sufrido varios robos en los últimos meses, sobre todo en dependencias municipales. Hasta la fecha, dos vehículos del Ayuntamiento han sido sustraídos –uno de ellos apareció en la localidad de Torrox–, y casi todos los institutos de la localidad han sido asaltados. El alcalde, Jorge Gallardo, considera que estos episodios se deben «a la falta generalizada de efectivos de la Guardia Civil en el Valle del Guadalhorce, sobre todo en Cártama». Subraya que desde 2006 «se ha solicitado un aumento en la plantilla que nunca ha llegado». Además, en el reparto de los agentes en prácticas, Cártama ha recibido menos efectivos que Coín, Alhaurín el Grande y Alhaurín de la Torre, «a pesar de ser el segundo con más habitantes».

Con respecto a la solicitud de nuevos agentes para el municipio, que venía acompañada de la construcción de un nuevo cuartel –para el cual el Ayuntamiento ya ha cedido los terrenos–, la Dirección de la Guardia Civil se comprometió a llevarla a cabo en el mismo año que se solicitó. No obstante y según como se recoge en varios escritos a los que este periódico ha tenido acceso, el proyecto está paralizado «por falta de fondos», y será retomado en los próximos años –entre 2017, 2018 y 2019– «si las disponibilidades presupuestarias lo permiten».

En 2015, cuando el Consistorio tuvo conocimiento de que el nuevo cuartel no será construido en el futuro inmediato, volvieron a solicitar una ampliación de la plantilla, al margen de las infraestructuras. Ante esto, el Ministerio del Interior respondió alegando que los datos de delincuencia en Cártama habían bajado, a la vez que subían las investigaciones cerradas con éxito, dejando ver que «los datos de delincuencia en el municipio no son alarmantes». La única vía de ampliación que se contempla en el escrito remitido por la Subdelegación de Gobierno es «en temas puntuales».

Tras este cruce de escritos, el municipio sigue sin los refuerzos demandados hace más de diez años, y hay momentos en los que Cártama y Alhaurín el Grande comparten una patrulla para las dos localidades –más de 50.000 habitantes en total–. El alcalde considera que esta situación es perjudicial para los vecinos, ya que ha habido robos que se han cometido incluso cuando se había alertado a las autoridades de actividades sospechosas de forma anticipada. «La Policía Local está en la calle pero no pueden estar respondiendo a todo lo que ocurre, el problema viene cuando tienen que intervenir también en cuestiones que corresponden a la Guardia Civil».

Fotos

Vídeos