La carretera de Ronda a San Pedro incorporará un nuevo radar el año que viene

V. MELGAR

La A-397, la carretera que une Ronda con San Pedro de Alcántara, contará desde principios del próximo año con un nuevo radar, según informaron ayer desde el Ministerio del Interior. Por ello, ya se han iniciado los trabajos para la instalación de este equipamiento en una de las vías más peligrosas de la provincia. En 2015, y según los datos facilitados por Interior, se registraron en ésta un total de 70 accidentes con víctimas, en los que perdieron la vida cinco personas. En 35 se estos siniestros se vieron implicados turismos y en 19, motocicletas. Respecto a los heridos, al margen de resultado mortal, hubo cuatro que fueron hospitalizados y 47, que no.

Los trabajos para la instalación, entre los puntos kilométricos 28,000 al 30,050, de este nuevo radar se han iniciado por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) y la consejería de Fomento de la Junta de Andalucía. Actuará en ambos sentidos de la marcha y sobre 2.050 metros, también en ambos sentidos. Sobre el tramo, Interior destacó que se trata de «un trazado sinuoso con fuertes pendientes y escasos tramos rectos que exigen una atención extra en la conducción».

La mejora de la carretera de Ronda a San Pedro de Alcántara, una de las principales vías de conexión de Ronda y la Serranía con la Costa del Sol (la otra es la Gaucín-Manilva), es una demanda histórica de la comarca. El Ayuntamiento tiene intención de pedir mejoras en el asfalto y carriles de aceleración y desaceleración para esta carretera con casi 50 kilómetros.

Fotos

Vídeos