«No cambia absolutamente nada. Todo sigue según el plan previsto»

V. MELGAR RONDA.

Tras la manifestación del pasado domingo, desde el Ayuntamiento, la concejala de Tráfico, Francisca González, reafirmó la intención del tripartito, entre el PSOE, el PA e IU, de reordenar el tráfico en el Puente Nuevo, prohibiendo el paso, todos los días, de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.00 horas. «No cambia absolutamente nada. Todo sigue según el plan previsto», indicó y añadió que descarta dimitir, tal y como pidieron los manifestantes.

En el pleno del pasado lunes, el último ordinario del año, el presidente de la plataforma de afectados por el corte sin una alternativa, Martín Guerrero, volvió a pedir el equipo de gobierno que reconsidere la medida. «Rogamos que se deje en suspenso y que volvamos al diálogo», afirmó, tras el que intervinieron otros vecinos, criticando la forma de gobernar de IU.

Ante ello, la edil de Tráfico quiso resumir los argumentos que han llevado al Ayuntamiento a adoptar esta medida: «Porque estoy defendiendo el interés general sobre el particular y partidista, porque defendemos la seguridad de todos, porque está medida traerá beneficios económicos, porque la medida es buena para Ronda, porque aspiramos a ser Patrimonio Mundial ante la UNESCO y sin la regulación del tráfico en el conjunto histórico nunca será posible, porque esta medida marcará un antes y un después en la imagen del conjunto histórico, el Puente es de todos, no es de nadie, hay muchas personas a favor de esta medida...», insistió.

González también expresó: «No admito que se diga que no hay alternativa», refiriéndose a la circunvalación. Fue interrumpida por vecinos presentes en el Salón de plenos y decidió no terminar su discurso, ante lo que éstos mostraron su malestar y trasladaron sus quejas a la alcaldesa, Teresa Valdenebro, y al edil de IU Álvaro Carreño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos