Buscan a un británico que dejó malherido a su acompañante tras un accidente de coche

Estado en el que quedó el vehículo./SUR
Estado en el que quedó el vehículo. / SUR

La víctima, natural de Riogordo y cuyo estado es muy grave, no fue localizada hasta cinco horas después de que cayeran por un terraplén de 30 metros

FRANCISCO JIMÉNEZ y JUAN CANOMálaga

La Guardia Civil está buscando por la comisión de un presunto delito de omisión del deber de socorro a un hombre de nacionalidad británica que abandonó malherido a su acompañante tras despeñarse el coche en el que viajaban por un terraplén de unos 30 metros hasta acabar en el río Guadalmedina. La víctima, un varón de 42 años natural de Riogordo cuyo pronóstico es muy grave, no fue localizada hasta cinco horas después del accidente gracias a una persona que avisó al 112. Su compañero, que sólo sufrió heridas leves, sí que consiguió llegar hasta un hostal de Casabermeja y telefonear a emergencias, pero para que una ambulancia le trasladara al hospital Carlos Haya, sin advertir en momento alguno que en el vehículo había quedado atrapada otra persona. Además, se da la circunstancia de que el coche había sido alquilado por un tercer hombre, también británico y residente en la misma localidad.

El siniestro tuvo lugar pasadas las dos de la madrugada de ayer a la altura del punto kilométrico número 131,5 de la carretera de Las Pedrizas (A-45), a unos tres kilómetros pasada la venta Cotrina, sentido Antequera, cuando el vehículo se salió de la vía y se precipitó dando vueltas de campana hasta acabar en el cauce del río, que llevaba poco caudal. Según fuentes de la investigación, los dos varones regresaban al municipio axárquico tras haber pasado unas horas de juerga en Fuengirola. Las primeras hipótesis apuntan a que el británico conducía el vehículo y que consiguió saltar antes de que el coche cayera por el terraplén, dado que apenas presentaba algunas magulladuras.

Rescate de uno de los accidentados.
Rescate de uno de los accidentados. / SUR

No fue hasta las ocho y cuarto de la mañana cuando el servicio de emergencias 112 recibía la llamada de un vecino de la zona alertando del vehículo siniestrado en la zona del Cortijuelo. Al lugar del accidente se desplazaron bomberos de la capital y del retén del Consorcio Provincial de Bomberos ubicado en Colmenar, que lograron extraer al hombre. Efectivos del 061 consiguieron estabilizarle antes de trasladarlo en ambulancia a Carlos Haya con traumatismo craneoencefálico y hemorragias internas. Según informaron desde el centro hospitalario, el paciente permanecía ayer en la UCI y su estado era muy grave.

En cuanto al segundo ocupante del vehículo, fue dado de alta tras permanecer varias horas en el área de Observación. Según ha podido confirmar este periódico, fue él mismo quien se desplazó hasta un hostal de Casabermeja para telefonear a emergencias, acudiendo al aviso una ambulancia del 061 que lo trasladó a Carlos Haya. Ya por la mañana, al tener constancia de la relación que guardaban ambos casos, agentes de la Guardia Civil se personaron en el hospital para hablar con el herido leve, aunque ya había recibido el alta. En el momento de su ingreso únicamente dio un nombre (el hospital tiene obligación de atender las urgencias, pero no de identificar a los pacientes), por lo que no pudo ser localizado. Uno de los hilos de los que empezaron a tirar los investigadores fue el británico de 60 años que había alquilado el coche siniestrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos