Los británicos dominan el Ascari Base Jump de Ronda

El español mejor situado fue Toni Sánchez quien, tras un salto casi perfecto, concluyó cuarto al no conseguir precisar en la diana

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA RONDA.

El pasado fin de semana el balcón central de la Alameda de Ronda acogió a los mejores deportistas de salto base del mundo. Hasta allí se desplazaron numerosos aficionados llegados desde todos los puntos de la Serranía para deleitarse con la pericia que estos 'base jumpers' demostraron tener con el paracaídas. La Ascari Base Jump EWC 2017, segunda parada del X Campeonato del Mundo de saltos de base, fue dominada de principio a fin por los británicos, que al final de la misma coparon las tres primeras plazas de la clasificación. El español mejor posicionado fue Toni Sánchez que, tras acabar cuarto, se quedó a las puertas del podio.

El vencedor de la emocionante prueba fue Thomas Berryman, seguido de Harry Hill y Darren Strafford. Hasta el momento, los dos primeros clasificados en Ronda son los que tienen las opciones más claras de conseguir la victoria final, ya que en la primera prueba del Mundial, disputada en Hoz de Jaca, también lideraron la clasificación, aunque en aquella ocasión Harry Hill fue primero y Thomas Berryman concluyó segundo.

Toni Sánchez, el español mejor situado en tierras rondeñas, hizo las delicias del público. Tras un salto casi perfecto, ya que el tiempo de caída libre y la apertura del paracaídas le habían dado casi la máxima puntuación, se volvió a quedar con la miel en los labios al no precisar en la diana. Sánchez rozó la perfección, pero al final el manejo del paracaídas al aterrizar no fue el correcto para pisar dentro de la circunferencia. No obstante, seguro que el español aún no ha dicho su última palabra y en las dos pruebas que aún restan del circuito, la primera de ellas se disputará en Ponferrada en el mes de agosto y la segunda en Benidorm en septiembre, dará lo mejor de sí mismo para llevarse la victoria en el circuito mundial.

La cita contó con saltadores de países como Australia, Estados Unidos o Inglaterra Un salto de exhibición ejecutado por cuatro 'base jumpers' cerró la competición

Reglamento

Los jueces, a la hora de otorgar las puntuaciones, tuvieron en cuenta la precisión a la hora de caer en la diana, el ángulo de apertura del paracaídas y el tiempo de caída libre. En este deporte se premia la seguridad y la destreza. Por ello, se considera que la mejor apertura de paracaídas es aquella que aleja al saltador de la pared, penalizando a aquellos que giren a derecha o izquierda. Por otra parte, el mejor tiempo en cada caída libre no puede exceder de tres segundos, porque de no ser así el participante queda inmediatamente descalificado al entender la organización que ha arriesgado demasiado.

En esta segunda edición de la prueba rondeña participaron 'base jumpers' de Australia, Estados Unidos, Inglaterra y Alemania, entre otros países. Todos ellos, contaban con una gran experiencia en este deporte y con más de mil saltos a sus espaldas. Fue tal el interés de los deportistas en participar en la cita, que las inscripciones se tuvieron que cerrar poco antes del inicio de la prueba.

Una vez concluida la competición, el público pudo deleitarse con un salto de alto riesgo en el que intervinieron cuatro de los participantes. Después de unas finales muy emocionantes, lo mejor estaba por llegar cuando el director técnico de la prueba daba luz verde a un salto de exhibición arriesgado y extremo. Nada más y nada menos que un salto conocido como '4 way' en el que participan cuatro saltadores base a la vez. Esto fue posible gracias a la calidad técnica de los deportistas y a que las condiciones de viento que fueron buenas. En la organización de la Ascari Base Jump EWC 2017 han colaborado las empresas locales Sierraventura Ronda y Aventúrate Sierra de las Nieves.

Fotos

Vídeos