Cae una banda organizada dedicada a robar en cultivos del Valle del Guadalhorce

Imagen de archivo de frutos del Guadalhorce. :: sur/
Imagen de archivo de frutos del Guadalhorce. :: sur

La Guardia Civil detiene a seis personas e interviene cerca de 900 kilos de diversos frutos dentro de la operación 'Vihuela'

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La Guardia Civil, a través del equipo Roca del Valle del Guadalhorce, ha desarticulado un grupo delictivo dedicado al robo de frutos en los cultivos de la comarca. En concreto, han actuado contra 19 personas, de las cuales han detenido a seis, sospechosos de un delito de robo con fuerza y hurto. En el momento del arresto fueron intervenidos un total de 870 kilos de diferentes productos agrícolas, según fuentes del Instituto Armado.

Los agentes comenzaron a investigar el caso, enmarcado en la operación 'Vihuela', tras recopilar varias denuncias interpuestas por los propietarios de diferentes fincas en varios municipios de la zona. Se trata las localidades de Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Cártama, Coín, Álora y Pizarra, donde fueron robados diferentes variedades propias del terreno como limones, aguacates naranjas y mandarinas. El producto sustraído siempre era de temporada y estaba en plena recolección, por lo que el valor de mercado era elevado.

La Guardia Civil, que cataloga la investigación como «intensa», explica que pudieron localizar a algunos de los miembros de la organización y detectar que trabajaban por encargo. «Cometían los robos en horario nocturno, sin ninguna luz y tomando todo tipo de medidas de seguridad para no ser sorprendidos».

Los ladrones actuaban por encargo y sustraían fruta de temporada a buen precio de mercado

Según comprobaron, los sospechosos utilizaban dos o más vehículos que dejaban lejos de las fincas. Se movían en horarios diferentes y repartían la carga para garantizar «no ser localizados y tener siempre mercancía para poder vender me manera ilícita en mercadillos o fruterías». Al parecer, los establecimientos se ponían en contacto con uno de los miembros de la organización encargándole lo que necesitaban.

Desde la Guardia Civil destacan lo prolongado en el tiempo de la operación, una duración necesaria para esclarecer la mayoría de los robos y hurtos cometidos en la Comarca y en la que han participado, además de los agentes del Roca, miembros del GIR de Coín y Guardas Rurales de la zona.

Desde la Asociación de Jóvenes Agricultores remarcan la necesidad de que los equipos Roca (prevención de robos en el campo), actúen ante este tipo de delitos. «Es muy importante la labor disuasoria de estas detenciones», explica Santiago Sánchez, técnico de la asociación. «Colaboramos directamente con la Guardia Civil y ayudamos a que el agricultor denuncie sin necesidad de abandonar su puesto de trabajo».

Fotos

Vídeos