El Ayuntamiento de Ronda empieza a cobrar el agua a edificios públicos

Prever bonificar a colectivos sociales ante un nuevo acuerdo con Aqualia sobre el pago del canon de depuración a la Junta de Andalucía

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El Ayuntamiento de Ronda empezará a cobrar el agua consumida en edificios municipales ante un nuevo acuerdo alcanzado con Aqualia, con la empresa que gestiona este recurso en la ciudad del Tajo, sobre el pago del canon de depuración a la Junta de Andalucía para la mejora de infraestructuras hidráulicas en el municipio. Según explicó el concejal de Economía y Hacienda, Álvaro Carreño, dicho convenio estipula que esta compañía asumirá el 70 por ciento de este desembolso, mientras que el Ayuntamiento, el resto, el 30 por ciento.

El concejal explicó que la Junta cobraba este canon en función de lo facturado, por lo que los consumos municipales, al no estar facturados, no se contabilizaban. En la actualidad, el canon se paga, insistió, a tenor del consumo del municipio (facturado o no), por lo que el Ayuntamiento, en 2017, ya asumió el desembolso, por este motivo, de en torno a 90.000 euros.

Ante esta situación, Aqualia y el Ayuntamiento estudiaron quién debería asumir este coste y finalmente se ha plasmado el citado reparto (70 y 30 por ciento), que fue aprobado en el último pleno, correspondiente al mes de febrero, con los votos a favor del equipo de gobierno, entre el PSOE, el PA e IU, con la socialista Teresa Valdenebro a la cabeza; la abstención de PP; y el voto contrario de Alianza por Ronda (APR), ambos partidos en la oposición.

El líder de APR, el ex alcalde Antonio Marín, en este foro, fue el más crítico: «Colegios, la asociación Asprodisis, la residencia de las Hermanitas de los Pobres, el mercado de abastos... van a tener que pagar agua con este acuerdo... afectará a un montón de colectivos», dijo Marín.

El edil de Economía y Hacienda respondió que se prevén aplicar bonificaciones sociales: «Al 90 por ciento de los afectados les vamos a dar respuesta. Estamos dispuestos a buscar cualquier tipo de solución a entidades de carácter social que se podrán beneficiar de las tarifas especiales que tenemos habilitadas», reiteró Carreño.

Marín mostró cierta desconfianza hacia la aplicación de estas bonificaciones, a lo que la alcaldesa le respondió: «No entiendo qué problema puede haber con las bonificaciones que se aplican».

Por su parte, el edil de PP Antonio Arenas, como portavoz de su grupo político, también cuestionó el destino del dinero que se paga a la Junta para mejoras en instalaciones hidráulicas, por lo que pidió al tripartito que enumere estas actuaciones en Ronda.

Carreño ya dijo que como consecuencia de este cambio en el pago del canon de depuración, se han revisado los consumos municipales, «detectándose que parte de ellos no corresponden al Ayuntamiento o son de espacios cedidos a terceros que deberán ahora asumir eses gasto, salvo los colectivos más desfavorecidos, sociales y familias que ocupan viviendas municipales».

Con todo ello, tal y como hizo hincapié el también responsable de Derechos Sociales, el Ayuntamiento espera rebajar el coste de este canon hasta los 60.000 euros, con lo que la administración municipal solo asumiría en torno a 20.000 euros y el resto Aqualia.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos