El Ayuntamiento estudiará aumentar las inversiones en 2018

Álvaro Carreño. :: v. m.
/
Álvaro Carreño. :: v. m.

Cierra el presupuesto del ejercicio anterior con un superávit de en torno a 3,2 millones, por lo que podría incrementar este capítulo

VANESSA MELGAR

El Ayuntamiento de Ronda estudiará aumentar el capítulo de inversiones previstas en su presupuesto para este 2018, según indicó ayer el concejal de Economía y Hacienda, Álvaro Carreño. Éste se refirió al cierre del presupuesto del ejercicio anterior y aseguró que ha arrojado un superávit de 3,2 millones, cuantía con la que se podrían incorporar más partidas a las inversiones actuales cifradas en 1,2 millones. «Hemos cerrado 2017 con su superávit de 3,2 millones y de casi 386.000 en el caso de la Agencia pública», dijo el edil refiriéndose a una agencia que se está disolviendo y bajo la que se encontraban concejalías como las de Cultura, Educación y Empleo, entre otras. «Todos los datos exigidos por el Ministerio de Hacienda son positivos y los cumplimos», añadió.

De este modo, apuntó al remanente de crédito que fijó en 3,6 millones y en 424.000 en el caso de la citada agencia pública; y al remanente de tesorería, de 3,4 millones, para el Ayuntamiento, y de 407.000 euros para la agencia. «Tenemos unas cuentas saneadas y estos datos significan que lo estamos haciendo bien. Cumplimos con el principio de estabilidad presupuestaria y nos estamos financiando sin problemas, con recursos propios y sin recurrir a financiación externa de cara a los gastos que tiene el Ayuntamiento», defendió.

Sobre la regla del gasto, dijo que el techo fijado para 2017 era de 29,5 millones y que se han gastado 28,8. «Nos hemos quedado por debajo», insistió. Respecto a la estabilidad presupuestaria, subrayó que el resultado es positivo, de alrededor de seis millones.

Cabe recordar que en los últimos años el Ayuntamiento de Ronda no contaba con dinero para dotar al capítulo de inversiones en sus presupuestos con fondos propios, debido, principalmente, a que éste se nutría del dinero procedente del pago por los aprovechamientos urbanísticos que realizaba la promotora de la polémica urbanización de los Merinos al Consistorio, un proyecto que fue tumbado por la justicia y por el que actualmente la promotora reclama al Ayuntamiento la devolución de en torno a 15 millones percibidos por el citado concepto.

En 2017, se incluyó de forma simbólica una partida de unos 30.000 euros y para este año, de unos 1,2 millones, con los que se prevén, entre otros, un plan de asfaltado de calles y la remodelación de la popular plaza del Socorro, en base a su antigua estética, entre otras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos