El Ayuntamiento de Cortes de la Frontera reduce a una las nóminas pendientes a sus trabajadores

Los empleados han protestado en distintas ocasiones./V. M.
Los empleados han protestado en distintas ocasiones. / V. M.

El recorte de gastos y el aumento de ingresos permiten afrontar los sueldos atrasados de la plantilla, que ha acumulado hasta nueve

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El Ayuntamiento de Cortes de la Frontera, poco a poco, va levantando cabeza en lo que a su economía se refiere. La situación de las arcas municipales ha llevado a sus trabajadores a acumular hasta nueve nóminas pendientes, unos impagos que comenzaron en agosto de 2012. Según explicó el alcalde, José Damián García, de la agrupación independiente Vecinos, actualmente a los trabajadores solo se les debe la nómina de octubre.

La casi regularización ha sido posible, indicó, gracias a la reducción de los gastos y el aumento de los ingresos. En el primer caso, se ha reducido la nómina global, mensual, a alrededor de entre 60.000 y 70.000 euros, de los en torno a 240.000 que suponía en mayo de 2015, pasando de cerca de 300 empleados a entre 60 y 70. «Ahora estamos bajo mínimos», expresó García.

Igualmente, se han destinado fondos procedentes de los programas de empleo de la Junta a cubrir servicios esenciales y con el antiguo PER también se han financiado éstos y obras.

La gestión del monte

En el aumento de los ingresos han influido la subida de impuestos que aprobó el Ayuntamiento, del IBI y, principalmente, del sello del coche; y la adhesión al Fondo de Ordenación del Gobierno central, que ha permitido una carencia en el pago de los préstamos ICO suscritos de tres años.

La venta del corcho, dijo García, ha reportado un crecimiento leve de los ingresos, pese al «mal contrato», afirmó el alcalde, que actualmente soporta el Ayuntamiento, por el que hasta 2019 debe pagar 250.000 euros al año, al venderlo en otra legislatura por adelantado.

En este terreno, el Ayuntamiento está haciendo hincapié en optimizar la gestión de sus montes, ya que posee una gran extensión, sobre todo en los parques naturales de Los Alcornocales y de Grazalema. Se están arrendando todas las majadas, para aprovechamiento del pasto y para la montanera de cerdos.

Fotos

Vídeos