El Ayuntamiento de Coín desoye a los comerciantes y mantiene el sentido único de circulación

Reunión mantenida entre el Ayuntamiento y los comerciantes de la plataforma./F. T.
Reunión mantenida entre el Ayuntamiento y los comerciantes de la plataforma. / F. T.

Dos informes del arquitecto municipal y de la Policía Local evidencian que la propuesta alternativa no cumple la normativa vigente

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Los responsables del Ayuntamiento de Coín se reunieron la semana pasada con la plataforma ciudadana en contra del sentido único de la avenida principal del municipio –calle la Feria–. Este colectivo, integrado por comerciantes del centro, presentó un proyecto alternativo al que el Consistorio está ejecutando actualmente en la vía, que se abrirá en un solo sentido. Los empresarios consideran que esta medida afectará a sus negocios, ya que impedirá que los clientes que compran en coche puedan parar, por lo que propusieron que la reforma ampliara las aceras pero dejara dos carriles, algo que tanto el arquitecto municipal como la Policía Local han declarado inviable.

El Ayuntamiento ha rechazado el proyecto alternativo, que estaba respaldado por más de 4.000 firmas de vecinos de la localidad y por varios partidos de la oposición. Según el alcalde, Francisco Fernández, la alternativa «no reúne las condiciones legales» ya que «se condena una parte de la acera» para que puedan pasar dos vehículos a la vez. «La respuesta está en la ley, no se puede sorber y soplas a la vez», dijo el regidor.

El proyecto

En el proyecto de los comerciantes, para ampliar el acerado pero mantener el doble sentido, se le da un espacio de dos metros a un lateral, reduciendo el otro a escasos centímetros en varios puntos de la calle, donde se estrecha considerablemente. Esto, «además del agravio comparativo entre una acera y la otra», incumple la legislación. Según el informe de la Policía Local, al que este periódico ha tenido acceso, la propuesta de los empresarios «viene a mantener lo que ya existía».

«Si bien es cierto que hasta la fecha han convivido los dos sentidos, no ha sido exento de riesgos, aceras impracticables en algunos puntos...», continúa el escrito, que recuerda la necesidad de eliminar las barreras arquitectónicas. El documento también evidencia que lo planteado como alternativa no cumple con los espacios mínimos entre vehículos –y de los vehículos con el acerado para evitar golpes con los retrovisores–.

En cuanto al informe del arquitecto municipal, responsable del proyecto original, éste también refleja la incompatibilidad de los dos sentidos con la voluntad del Ayuntamiento. La intención es respetar las leyes de accesibilidad y de eliminación de barreras arquitectónicas –actualmente la avenida no facilita el tránsito de personas con movilidad reducida–, y este objetivo se vería reducido si se mantiene el espacio para que puedan pasar dos vehículos, incluso si éstos no respetan el espacio entre ellos que marca la ley.

En el informe también se hace referencia a que la alternativa técnica de los comerciantes no mantiene las zonas de carga y descarga planteadas actualmente para evitar que los vehículos paren en la vía –anteriormente lo hacían en segunda fila, causando problemas recogidos en el informe de la Policía Local–.

«Mientras que en proyecto original se apuesta por el peatón, en la alternativa se potencia al vehículo», concluye el arquitecto. Los comerciantes han defendido desde el primer momento que sus clientes acuden a comprar en coche y que el itinerario resultante del sentido único les obligará a dar un rodeo hasta poder volver a pasar por la puerta del establecimiento.

El regidor explicó a SUR que están abiertos a «cualquier propuesta que respete la normativa». Desde la plataforma han señalado que «más de 80 negocios y 5.000 firmas no han sido suficientes», y no descartan movilizaciones.

Temas

Coín

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos