El Ayuntamiento tendrá que asumir 2,5 millones de deuda de La Quinta tras su cierre

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

El Ayuntamiento de Antequera tendrá que hacerse cargo de la deuda del Centro Deportivo La Quinta, que supera los 2,5 millones de euros, tras el cierre por parte de Antesport, la empresa gestora del complejo, tras la admisión del juez del expediente de regulación de empleo que el propio administrador concursal ha presentado. De esta manera, el Consistorio se tendrá que hacer cargo del pago de la deuda a Unicaja, ya que el equipo de gobierno en 2009, formado por la coalición PSOE e IU, aprobaron avalar a la empresa Antesport para que culminara de construir el centro deportivo que le habían concedido por concesión administrativa.

En un comunicado remitido ayer, el Ayuntamiento confirma que este asunto se abordará en la Junta de Gobierno Local de la próxima semana, para «la aprobación de los pliegos técnicos y administrativos para el nuevo concurso de explotación del Centro Deportivo La Quinta, realizándose todos los trámites al respecto por vía de urgencia para acortar los plazos de cara a que el Centro disponga de un nuevo adjudicatario y pueda abrir sus puertas lo antes posible durante el último trimestre del año».

La intención del Ayuntamiento o es que se asegure «que el proyecto deportivo sea sostenible y esté dirigido por una empresa profesional del sector de la gestión deportiva para que no ocurra lo que ha ocurrido con la concesión actual». Así mismo, advierte de que «el conjunto de la ciudad de Antequera tendrá que hacer frente al préstamo hipotecado avalado en su día por el Ayuntamiento de Antequera, por valor de 2,5 millones de euros más intereses».

La plantilla, subrogada

En cuanto a los trabajadores, el Ayuntamiento les ha transmitido «la tranquilidad de que en el próximo pliego, siguiendo el III Convenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas y Gimnasios, los trabajadores serán subrogados por la empresa que en los próximos meses sea la nueva adjudicataria de la gestión del centro deportivo».

La empresa gestora del Centro Deportivo buscaba que el Ayuntamiento hiciese frente a los más de 2,5 millones de euros correspondientes al préstamo hipotecario formalizado en 2010 y que fue avalado por el propio Consistorio y que el mismo «les indemnizara con un importe superior a los 300.000 euros para 'saldar créditos contra la masa'», detalló en su escrito el Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos