El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre asume la gestión del Punto Limpio en plena investigación de la Fiscalía

El alcalde anuncia mejoras y nuevos horarios una vez finalizado el contrato anterior, que está siendo analizado por posibles irregularidades

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha asumido temporalmente la gestión del Punto Limpio del municipio. Lo ha hecho tras poner fin al contrato anterior con la empresa que ganó el concurso en 2008 y que desde entonces ha sido la responsable del servicio público. Este contrato está siendo actualmente investigado por la Fiscalía Provincial de Málaga como adelantó SUR, ya que dicha empresa carece de las licencias que exige la Junta de Andalucía (y el propio Consistorio en el pliego de condiciones) para ejercer dicha actividad. Ahora, el alcalde del municipio, Joaquín Villanova, ha anunciado una serie de mejoras que se llevarán a cabo desde el ente municipal mientras los técnicos estudian el mejor modelo de gestión, según han señalado a este periódico fuentes municipales.

El Consistorio ha anunciado que se va a hacer cargo del Punto Limpio con la intención de mejorar sus instalaciones: «Se va a reparar el vallado perimetral para mejorar la seguridad. También se va a efectuar una limpieza a fondo y se va a mejorar la señalización horizontal sobre el pavimento, además de embellecer y adecentar las zonas ajardinadas», apuntaron.

El contrato de este servicio de recepción y gestión de residuos con la empresa anterior finalizó el pasado 26 de enero, aunque esta compañía tiene vigentes en la actualidad otros dos contratos, también de gestión de residuos a lo largo del municipio. Estos contratos están siendo investigados de igual manera por la Fiscalía, ya que en el escrito con el que se denunciaron las posibles irregularidades (elaborado por el PSOE de Alhaurín de la Torre) también se señala la posibilidad de que se hiciera un uso fraudulento de las instalaciones públicas. Según la denuncia, el empresario conectó los tres contratos y utilizó el punto limpio como vertedero para llevar los residuos del resto de puntos de recogida.

En todo momento, Villanova ha descartado que haya delito y ha apuntado a un «error administrativo» como principal causa de la situación, pese a que el propietario de la empresa en cuestión es cuñado del antiguo concejal de Servicios Operativos del Ayuntamiento. Sin embargo, desde el propio Consistorio sí han reconocido que cuando el PSOE preguntó por las licencias, se dieron cuenta de que faltaba documentación y decidieron rescindir los contratos. En este punto, el empresario presentó alegaciones y el asunto se trasladó al Consejo Consultivo de Andalucía.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal del PSOE y coordinadora de la denuncia, Micaela García, ha mostrado sus dudas con respecto a la decisión: «La supuesta remodelación nos da la razón en cuanto a que el servicio no se estaba prestando de forma correcta». Sin embargo, ha lamentado que no se haya valorado la opción de subrogar a los trabajadores. En este punto, el regidor aseguró a SUR que ese movimiento sería delito, ya que no está en manos del Ayuntamiento. «Por hacerme daño a mí, los socialistas han hecho que vayan trabajadores a la calle y ahora pretende que prevariquemos de verdad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos