Aumentan las quejas vecinales por los excrementos de perros en las calles de Ronda

Agentes de la Policía Local de paisano vigilan que se cumpla la ordenanza pero el Ayuntamiento reconoce que es difícil capturar a los infractores

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

«Me avergüenzan este tipo de actitudes... si tienes un perro y lo sacas a cagar a la calle, tienes que recoger su mierda, no puedes dejarla ahí»; «No entiendo que tengamos que sufrir las consecuencias de las personas incívicas»; y «¡Qué asco!» son solo algunas de las quejas de vecinos de Ronda que han mostrado su malestar, sobre todo, vía redes sociales, ante la presencia de excrementos de perros en la calles de la ciudad del Tajo, una situación que no es nueva y que alimenta una problemática, al parecer, de difícil solución. En los últimos tiempos, parece que han aumentado las quejas por este motivo, ya que la situación afecta prácticamente a toda la ciudad, como a otros municipios.

El Ayuntamiento quiere hacer frente a la no recogida de los excrementos y, por ello, las concejalías de Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente, que encabezan los concejalas Francisca González y Francisco Márquez, respectivamente, han aumentado sus esfuerzos con, por un lado, la vigilancia por parte de agentes de la Policía Local de Ronda de paisano en distintos puntos del municipio, con el propósito de pillar in fraganti a los infractores; y, por otro, con campañas de sensibilización. «Se está trabajando», indicó González, al tiempo que reconoció que es difícil atajar el problema: «Es muy difícil pillar al dueño del perro y al perro en el momento en el que se produce el hecho», lamentó la edil. Por ello, aunque no especificó cuántas sanciones se han interpuesto, apuntó a que son poca. «Da igual que la sanción sea de 200 euros o de uno si no puedes ejecutar la ordenanza», mantuvo, sobre la posibilidad de incrementar la cuantía que se sitúa en alrededor de 200 euros.

Márquez hizo un llamamiento a la necesidad de que los propietarios de los canes se sensibilicen con esta problemática, por civismo y porque es un problema de higiene pública.

Fotos

Vídeos