Asalh decide abrirse al diálogo y aparca la enmienda que hizo a los presupuestos de 2018 de Alhaurín el Grande

Asalh decide abrirse al diálogo y aparca la enmienda que hizo a los presupuestos de 2018 de Alhaurín el Grande
F. T.

La formación socialista independiente fue la única que presentó una modificación al documento. Toda la oposición se opuso a la propuesta de Por Alhaurín

FERNANDO TORRES

La votación de los presupuestos municipales de Alhaurín el Grande para el 2018 estuvo plagada de gestos políticos. Fue la primera distribución económica que Por Alhaurín, el partido de la alcaldesa Toñi Ledesma, propuso al resto de representantes del Pleno estando en minoría. La ruptura del pacto con el Partido Popular obliga desde entonces al equipo de gobierno a contar con una abstención (como mínimo) para que las votaciones salgan adelante -como fue el caso de la hoja de ruta, que fue rechazada en bloque por la oposición la semana pasada-. PSOE, PP, Izquierda Unida y Alternativa Socialista de Alhaurín el Grande (Asalh) se opusieron, y sólo estos últimos plantearon una enmienda para dar el visto bueno a la propuesta, enmienda que fue rechazada. Anoche, la militancia de Asalh se reunió y decidió mantener sus propuestas sobre la mesa pero dejando paso al diálogo, «esperando una oferta por parte de Por Alhaurín», según explicó a este periódico el portavoz de la formación, Antonio Cárdenas.

La enmienda planteada por Asalh pretendía modificar un único punto de los presupuestos, pero no uno cualquiera. Los socialistas independientes se opusieron a la partida del proyecto estrella de Ledesma, la construcción de un centro ocupacional para el que el equipo de gobierno quiere destinar un millón y medio de euros como cabeza de las inversiones. En vez de esta infraestructura, Asalh considera que el dinero debería invertirse en la mejora de la carretera que conecta Villafranco del Guadalhorce con el polígono de la Rosa.

En la enmienda, a la que ha tenido acceso SUR, se especifica que dicha mejora en las comunicaciones estaría encaminada a «favorecer la instalación de empresas en el municipio». En la reunión de anoche, que se extendió durante varias horas, los militantes decidieron no pronunciarse respecto a la dualidad carretera-centro ocupacional, y dejaron así la pelota en el tejado de Ledesma.

Por su parte, la regidora, aseguró en declaraciones a este diario que está abierta a dialogar «con todas las fuerzas políticas» sin importar su color. No obstante, trazó la misma línea roja que estableció en la sesión plenaria de las votaciones: «No renunciaremos al centro ocupacional, es un proyecto necesario y tenemos un compromiso con los usuarios y sus familias, y contamos con la aprobación de la Junta de Andalucía y tenemos acceso a financiación sostenible». Así, Ledesma reiteró su postura, abierta a distribuir las partidas para que todo el mundo salga ganando. «Por el bien de Alhaurín deberíamos llegar a un acuerdo», subrayó. Este escenario no es imposible ya que, recordó, «sólo hace falta una abstención» para que el documento sea aprobado.

Precisamente ayer se celebró un Pleno ordinario en el que se reordenaron algunas partidas de los presupuestos del año anterior. En sus intervenciones, los portavoces de la oposición hicieron una llamada a voluntad real de negociación. Cuando rechazaron el reparto propuesto por Ledesma, todos coincidieron en que Por Alhaurín había redactado el documento «sin contar con el resto de formaciones», hecho que propició el rechazo en bloque de todos los grupos. Además, desde Izquierda Unida señalaron el carácter «continuista» como una falta de compromiso con «un nuevo pueblo».

Fotos

Vídeos