Arriate vuelve a pedir que se reinicien las obras de la variante

Dos empresas negocian continuar con el proyecto, que fue adjudicado a Construcciones Vera, ante la imposibilidad de que ésta lo afronte

VANESSA MELGAR RONDA.

Las obras de la variante de Arriate van camino de cumplir ocho años paralizadas, ya que los trabajos de esta nueva carretera, financiada con fondos procedentes de la Junta de Andalucía, se interrumpieron en 2010, por falta de disponibilidad presupuestaria. Actualmente, es el proyecto pendiente, en ejecución, más ambicioso por parte del Gobierno andaluz en Ronda y la Serranía, por lo que distintas voces se han alzado en todo este tiempo para exigir su finalización.

La última ha sido la del alcalde de Arriate, Melchor Conde, que se reunió con el consejero de Fomento, Felipe López. Según el regidor, la intención del Gobierno andaluz es retomar el proyecto en 2018, ya que actualmente dos empresas negocian continuar con la actuación que fue adjudicada inicialmente a Construcciones Vera, que tuvo que renunciar a la misma por problemas económicos. «Si es así, en el primer semestre de 2018 es probable que se reinicien los trabajos», comentó el regidor, al tiempo que apuntó a la posibilidad, de lo contrario, de que se lleve a cabo una nueva licitación y, por tanto, el reinicio de las obras se demore todavía más.

Cabe destacar que la Junta ha contemplado alrededor de 1,7 millones en sus presupuestos para 2018 para finalizar esta vía, que unirá la MA-7403 (Arriate-Puerto del Monte-Setenil de las Bodegas) y la A-367, entre Ardales y Ronda, con una longitud de seis kilómetros. La actuación cuenta con un presupuesto global de en torno a 5,3 millones de euros y prevé acabar con el problema de tráfico que sufren actualmente Arriate y las zonas colindantes.

Mejoras en la A-357

En materia de carreteras, el anuncio de la consejería de Fomento y Vivienda de la licitación de mejoras en la carretera A-357, que une Campillos con Málaga, ha generado malestar en Ronda, que reclama desde hace tiempo mejoras en el tramo de la ciudad del Tajo a Campillos, que se queda al margen. La Junta prevé destinar 2,97 millones de euros a actuaciones para mejorar la seguridad vial que afectará a en torno 28 kilómetros de esta carretera autonómica de la red básica que tiene su origen en Campillos, en la intersección con la A-384 y su fin en Málaga, en la intersección con la A-7.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos