Archivan la investigación a un fiscal por accidente donde murió motorista

La Audiencia de Málaga ha desestimado el recurso presentado por los padres del joven fallecido

EFE

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga ha archivado la investigación abierta a un fiscal por su supuesta relación en el accidente de tráfico en el que en junio de 2011 murió un joven motorista.

La Audiencia ha desestimado el recurso presentado por los padres del joven fallecido y rechaza que el archivo vulnere derechos fundamentales de la acusación ya que el atestado de la Guardia Civil fue "claro y contundente" desde el primer momento, entendían que no había existiendo en el siniestro intervención de ningún otro vehículo.

El fiscal implicado siempre ha negado que estuviese en ese lugar en día del accidente pero el Tribunal reconoce en la resolución judicial, a la que ha tenido acceso Efe, que tiene dudas sobre si estuvo o no aunque lo considera irrelevante porque asegura que en todo caso no existiría delito en la actuación del investigado.

Los padres de la víctima llevaban años pidiendo que investigaran las causas debido a que pudieron estar implicados los ocupantes de un Mercedes Benz que circulaba al lado en ese momento y aunque consiguieron que un juez reabriera la investigación al aportar nuevas, ahora la Audiencia lo archiva definitivamente.

El siniestro ocurrió el 18 de junio de 2011 sobre las 17.00 horas en el kilómetro 226 de la nacional 340 en sentido hacia Vélez Málaga y, según la familia, hubo una modificación de la posición del cadáver por unas personas que supuestamente realizaron una frenada en la zona del accidente.

Los padres del joven contrataron para esclarecer los hechos a un detective que, tras ocho meses de investigación, dio unas conclusiones "muy relevantes a efectos de la reapertura de la causa" y adjuntaron el informe al juez instructor.

El detective identificó al supuesto conductor y al propietario del vehículo y, en una inspección ocular realizada por el investigador, pudo comprobar que en la aleta delantera izquierda había un pequeño desperfecto, al parecer provocado por un golpe.

Según el detective, de sus investigaciones también se desprendía que el dueño del vehículo había intentado encubrir el golpe alegando que tuvo un incidente con otro vehículo.

La Audiencia insiste en que en toda la investigación incluso en las declaraciones de los testigos se descarta que en el siniestro interviniera otro vehículo ya que la motocicleta cayó sola, sin que nadie se viese implicado.

Fotos

Vídeos