Archivan una denuncia contra el exalcalde de Montejaque por malversación de fondos

Alza, cuarto por la izquierda, en un acto como alcalde en 2010 en Montejaque. /F. Gutierréz
Alza, cuarto por la izquierda, en un acto como alcalde en 2010 en Montejaque. / F. Gutierréz

Miguel Alza, que gobernó el municipio de 1995 a 2011, fue acusado porel Ayuntamiento delcobro de cheques no contabilizados

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda ha archivado una denuncia por presunta malversación de caudales públicos y falsedad documental contra el alcalde de Montejaque, Miguel Alza, del PSOE, que gobernó la localidad del Valle del Guadiaro, actualmente con casi un millar de vecinos, 997 concretamente, durante 16 años, desde 1995 a 2011, según indicó el abogado rondeño Daniel Castilla, que se ha encargado de la defensa. Alza también estuvo al frente, como presidente, del consorcio de municipios que se creó en el Valle del Genal y del Guadiaro, hoy desaparecido, ya que fue disuelto hace años.

Los hechos que han motivado esta decisión judicial tuvieron lugar en 2012, cuando, tras las elecciones municipales y el cambio de gobierno, del PSOE a la Agrupación Democrática Independiente Andalucía (ADIA), con el actual regidor, Diego Sánchez, a la cabeza, el Ayuntamiento denunció a Alza por el delito anteriormente citado, según confirmó entonces Sánchez, que explicó que las presuntas irregularidades se referían al «cobro de cheques de distintas cantidades y no contabilizados». ADIA denunció la situación también entonces, mediante un comunicado remitido a los medios de comunicación y al resto de los grupos que componían la Corporación municipal. En este texto se apuntaba a Alza como el presunto responsable de estos hechos que pusieron en el ojo del huracán mediático al Ayuntamiento de esta pequeña localidad de la Serranía de Ronda.

Sánchez, que acudió a la Fiscalía de Marbella para poner en conocimiento de la misma su denuncia, no cuantificó en aquel momento la cantidad económica que presuntamente se habría llevado Alza, aunque sí hizo especial hincapié en que podía tratarse de «cantidades importantes».

Igualmente, sí puso fecha a los hechos, que, según las pesquisas del Ayuntamiento (fue el secretario interventor el que dio la voz de alarma), se habrían cometido entre los años 2010 y 2011, es decir, en el final del mandato de Alza, aunque el actual regidor apuntó a que podían haber ocurrido durante un mayor período.

Por su parte, Alza, que prácticamente no quiso pronunciarse entonces al respecto, sí negó desde un primer momento estas acusaciones.

En dietas

El juzgado en cuestión ha resuelto que los hechos «carecen de relevancia penal» y que el investigado «justificó los cheques y pagarés girados en la existencia de dietas devengadas a su favor poniendo de relieve que los justificantes de las dietas en los períodos anteriores a 2009 se entregaban al secretario del Ayuntamiento y los correspondientes a 2010 y 2011 a través de la Policía Local».

«No existen indicios suficientes que justifiquen la responsabilidad del investigado en los hechos que nos ocupan. Del resultado de las diligencias practicadas es evidente la falta de gobierno del Consistorio en cuanto al control y fiscalización de cuentas con inclusión de las dietas referidas. Existen dudas razonables en relación a la posible disposición ilícita de la persona del imputado de fondos públicos en beneficio propio y en perjuicio del patrimonio público, por cuanto no existe elemento que impida considerar que las cantidades percibidas lo fueran por dietas reales devengada a su favor», escribe la jueza.

Por último, respecto al delito de falsedad documental, ésta resuelve de igual forma, al considerar que «no resulta indicio alguno que el investigado haya falseado cheques o pagarés con el fin anteriormente referenciado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos