Archidona suma un tercer pozo a su red para hacer frente al suministro en verano

Obras de canalización en la zona donde se ha habilitado el tercer punto de extracción para el suministro de Archidona. :: f. t.
Obras de canalización en la zona donde se ha habilitado el tercer punto de extracción para el suministro de Archidona. :: f. t.

El nuevo punto de extracción reduce la saturación del depósito subterráneo y mejora la calidad del agua

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Archidona ha ganado una pequeña batalla contra la sequía. La empresa mixta -capital público mayoritario y parte privado-, Aguas de Archidona, ha conseguido habilitar en las últimas semanas un nuevo pozo de extracción, que se suma a los dos existentes con anterioridad. Este paso permite que el manantial subterráneo reciba menos presión al repartir las bombas de succión, y también hace posible que los motores trabajen con menor potencia, lo que reduce de forma «considerable» el arrastre de sedimentos y, por tanto, la turbidez del agua, según explicó a SUR el concejal de Aguas del municipio, Pablo Gálvez.

Este pozo es un viejo conocido del Ayuntamiento, ya que intentaron habilitarlo en temporadas de sequía anteriores, sin éxito. Este año, en respuesta a «la pérdida constante de almacenamiento tras los últimos veranos», el consejo de administración de la empresa mixta decidió poner toda la carne en el asador para conseguir que el pozo funcionara a pleno rendimiento. Para ello, llevaron a cabo un procedimiento técnico que consiste, básicamente, en drenar las cavidades subterráneas con la intención de bajar los niveles minerales por centímetro cúbico. Con mediciones exhaustivas «a cada hora», comprobaron que la intervención dio resultados, pudiendo conectar la nueva bomba a la red de suministro. Esto permitirá «jugar» con los tres motores, alargando la vida del manantial y mejorando «sustancialmente» la calidad del agua que llega al grifo de los vecinos de Archidona.

Prudencia

Pese a esta pequeña victoria, tanto Gálvez como la alcaldesa, Mercedes Montero, se muestran prudentes, y aseguran que «no hay motivos para bajar la guardia» con respecto a las posibilidades de abastecimiento. «De momento no tenemos problemas, pero los niveles freáticos están muy bajos, por lo que toda precaución es poca». Gálvez explica que desde el Consistorio están haciendo «todo lo posible» por no tener que recurrir a medidas extremas, aunque recuerda que es necesaria «la colaboración de todos los vecinos». «El agua es vida, y el consumo responsable significa ahorrar agua y continuar haciendo uso de ella sin restricciones». Mediante campañas semanales de concienciación y regulación específico, el Ayuntamiento pretende que el mensaje cale en los archidoneses.

El interior de la provincia está afrontando un verano difícil en cuanto al agua potable se refiere. Campillos lleva dos meses recurriendo a cubas de agua con los que rellenar los depósitos y aljibes municipales, al igual que Casabermeja. Allí, los camiones cisterna comenzaron para saciar a las zonas rurales, primeras en sufrir cortes, aunque la pasada semana, el grifo también se cerró en el núcleo urbano.

Fotos

Vídeos