Antonio Garrido dará nombre a la mayor biblioteca del Guadalhorce

Bendodo y Villanova, ayer ante la fachada del nuevo edificio./SUR
Bendodo y Villanova, ayer ante la fachada del nuevo edificio. / SUR

Bendodo ratifica que la apertura del edificio se efectuará a mediados de año, una vez concluyan los trabajos de construcción

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La futura biblioteca de Alhaurín de la Torre -actualmente en construcción-, mantendrá el nombre de la actual, que hace mención al parlamentario andaluz por el Partido Popular Antonio Garrido Moraga. El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Elías Bendodo, hizo el anuncio ayer durante una visita institucional al municipio, varios días después de que el político y académico fuera ingresado tras sufrir un ictus. Durante la visita, Bendodo estuvo acompañado por Joaquín Villanova, y ambos explicaron que, si los trámites se ajustan a los plazos las obras de la biblioteca, llamada a ser la más grande en la comarca del Guadalhorce, se reanudarán a principios de año y podrían finalizar para mayo o junio.

Garrido fue maestro de primaria en un colegio de Alhaurín de la Torre durante los años 70. Por eso, según recordaron desde el Consistorio, cuando fue director del Instituto Cervantes en Nueva York, se le invitó a inaugurar en 2002 la primera biblioteca del municipio, que lleva su nombre. Ahora, a proposición de Bendodo, la nueva instalación mantendrá dicho título en una forma de darle ánimos: «Sabemos que le hará ilusión venir a inaugurarla de nuevo».

La nueva biblioteca municipal cuenta con una inversión total de 1.8 millones de euros. La Diputación se ha encargado de aportar 1,2 y el resto corre a cuenta del Consistorio. La obra esa casi terminada pero la empresa que ganó el concurso quebró y se hizo un proceso nuevo. Según explican desde el Ayuntamiento, la historia se volvió a repetir en los últimos días, ya que la compañía que se había erigido para finalizar los trabajos -urbanización exterior y acabados-, se ha declarado en quiebra igualmente. Así, la intención municipal es solucionar el problema «lo antes posible», y según sus cálculos, la nueva adjudicación podría estar lista a principios de año, de ahí que consideren factible que abra a mediados de 2018.

El regidor municipal aprovechó la visita de Bendodo para comparar «el compromiso de la Diputación» con la falta de implicación por parte de la Junta de Andalucía, señalando los proyectos paralizados del municipio que dependen de este organismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos