Antequera aprueba sus cuentas con la mayoría absoluta del PP

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

Los Presupuestos Municipales de 2018 salieron adelante ayer, como se preveía, con la mayoría absoluta del PP y los votos en contra de la oposición, PSOE e IU, en una sesión plenaria donde se sumaron a pedir la normalización en Cataluña y se aprobó facilitar servicios básicos como la luz y el agua a las viviendas aisladas.

El portavoz del PP, Ángel González, expuso que «los presupuestos representan la realidad actual de Antequera, son responsables, son prudentes y son sociales», donde con ellos se va a conseguir que «en Antequera va a bajar la presión fiscal». También «son unos presupuestos sociales, pese al recorte de la Junta de Andalucía que baja un 8 por ciento lo que son las transferencias para la política de dependencia».

Expresó el rechazo de la oposición en primer lugar el portavoz de IU, Francisco Matas, quien expuso que no se tenían que haber debatido «por deficiencia en tiempo y plazo con incumplimiento de los procedimientos», por lo que les pidió que los retiraran para la próxima sesión plenaria.

Desde las filas del PSOE, su portavoz, Javier Duque, entiende que son unas cuentas que destacan «por la presión fiscal a la que somete a los ciudadanos». Pidió por ello al equipo de gobierno que no insistiera en la bajada del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), ya que «la bajada del tipo de gravamen, no supuso ninguna bajada del impuesto» y que de los «4,5 millones de euros de inversión, nos parecería bien, pero no han hecho ni el 30 por ciento de lo presupuestado de años anteriores».

En cuanto al nuevo régimen jurídico de Asimilada Fuera de Ordenación (AFO), la concejal de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento, Teresa Molina, confirmó tras el Pleno que se había aprobado el procedimiento por el que las viviendas aisladas que estén ubicadas en suelo no urbanizable puedan ser dotadas de servicios básicos, tales como suministros de agua y electricidad, siempre en el caso de que las acometidas sean accesibles por parte de las compañías suministradoras.

En concreto, afectará a todas aquellas viviendas que no estén incluidas dentro de un asentamiento se considerarán como aisladas en suelo no urbanizable, pudiéndose aplicar -si cumplen con los requisitos-- el nuevo régimen jurídico de Asimilada Fuera de Ordenación (AFO). Esto supone conferir un régimen jurídico a las viviendas aisladas que estén ubicadas en suelo no urbanizable.

Fotos

Vídeos