Alhaurín de la Torre amplía el centro Virgen de la Candelaria para dar más espacio a atención temprana

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Centro de Atención Especial Virgen de la Candelaria de Alhaurín de la Torre estrena unas instalaciones dirigidas a las familias con hijos pequeños con necesidades derivadas de trastornos en su desarrollo o con riesgo de padecerlos. El alcalde, Joaquín Villanova, inauguró ayer las dependencias, tras las obras de mejora y ampliación que ha efectuado el Ayuntamiento y que han servido para aumentar la superficie destinada a la unidad de atención temprana.

Los trabajos han afectado aproximadamente a un área de 110 metros cuadrados, incluyendo el cubrimiento de una antigua zona del patio exterior, y responden a necesidades de gestión de este equipamiento, que atiende a unos 200 usuarios en edad infantil. Villanova desgranó los detalles de esta actuación que, según afirmó, «responden a la elevada demanda de este servicio, que prácticamente se ha duplicado en pocos años».

El proyecto, que se ha llevado a cabo a través de la Concejalía de Obras e Infraestructuras, ha posibilitado que el centro cuente con más espacio para atender a estos niños y la mejora de las zonas administrativas, además de optimizar el resto de la superficie para los usuarios. Un equipo de especialistas en psicología, logopedia y fisioterapia se encargan de la atención temprana, que es uno de los servicios del Centro, junto con el centro ocupacional y la unidad de día.

El edificio, inaugurado en 2010, cuenta con unos 2.000 metros cuadrados y supuso una inversión de unos 2 millones de euros, financiados en un 95% por el Consistorio. En estos trabajos de ampliación se han invertido finalmente unos 55.000 euros, y han implicado la creación de un nuevo recibidor, despachos, una sala de reuniones y la reforma de unos aseos adaptados. No obstante, Villanova considera necesaria la concertación de más plazas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos