La alcaldesa rechaza dimitir por el 'caso boda', que llegará hasta la Fiscalía

El PP pide la cabeza de Valdenebro  v. m.
El PP pide la cabeza de Valdenebro v. m.

Dice que no reparó en que el día del enlace estaba cambiado, lo que permitió a la contrayente acceder a un contrato laboral y disfrutar de vacaciones Firma un acta matrimonial de la hija de uno de sus ediles con la fecha falsificada

VANESSA MELGAR RONDA.

Este agosto, mes en el que en Ronda, informativamente hablando las altas temperaturas y la proximidad de la Feria y Fiestas de Pedro Romero y sus Damas Goyescas suelen llenar los espacios de los periódicos, radios y televisiones, una boda se lleva toda la atención. El enlace de la hija del concejal del PSOE José María Jiménez ha provocado un auténtico terremoto mediático y político que, de momento, ha causado la dimisión del edil en cuestión, que distintas voces pidan la cabeza de la alcaldesa, Teresa Valdenebro (PSOE), que el PP y la propia regidora anuncien que acudirán a Fiscalía para que aclare el bautizado como 'caso boda' y que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) inicie una investigación interna en el mismo sentido, además de que los rondeños no hablen de otra cosa.

Todo comenzó el 17 de junio, cuando se celebró el enlace en la finca del concejal a los pies de la garganta del Tajo. La alcaldesa ofició la ceremonia y firmó el acta junto con los novios y los testigos. El documento estaba fechado cuatro días más tarde, el 21 de junio, para que, según publicó 'ABC', la hija del concejal pudiese acogerse a un permiso laboral y disfrutar de vacaciones remuneradas, en las que se fue de luna de miel a Nueva York. El mismo 21 iniciaba un contrato temporal como enfermera en el Hospital de la Serranía de Ronda.

El concejal deja el cargo

El concejal compareció públicamente esta semana para reconocer que falsificó el acta «por el interés particular de la persona que se casa», aunque no se refirió a la situación laboral de la novia. Jiménez exculpó en reiteradas ocasiones a la alcaldesa, al explicar que ella no tenía conocimiento del cambio de fecha que fue solicitado en el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) del Consistorio por los interesados «y así se hizo», dijo. «Fue una decisión personal de la familia, de mi hija con sus padres, que ella prefería el día 21 de junio, que es un día laborable, por lo que la familia no puede asistir a la celebración y por eso la boda se ofició el día 17», argumentó.

«No he hecho nada malo»

Jiménez anunció su dimisión el miércoles y la alcaldesa compareció para dar explicaciones este viernes, después de que el PP, en la oposición, con su portavoz y ex alcaldesa María de la Paz Fernández, a la cabeza, y Podemos Ronda, sin representación municipal, le requirieran en distintas ocasiones que diera la cara. Valdenebro defendió que no reparó en que la fecha del acta de matrimonio estaba cambiada: «Las actas no se leen en las bodas, solo se recogen las firmas de los novios, testigos y del que celebra la boda. Yo realicé una boda el día que me dijeron, la familia le facilita al SAC esa acta matrimonial», indicó, al tiempo que negó tener constancia de que la novia iba a iniciar un contrato laboral en el SAS el día 21. «Yo no sé a qué se dedican los novios, si tienen contratos pendientes, si viajes o no viajes...», afirmó y añadió: «Jamás he hecho nada que no debiera para favorecer el interés particular de nadie, no he hecho nada malo», dijo.

Valdenebro expresó que tras tener conocimiento del cambio de fecha, tras comprobarlo, remitió un escrito a la secretaria del Ayuntamiento dando fe de que la boda fue el 17 y que ella misma pondrá en conocimiento de Fiscalía. «Soy la primera interesada en que se aclaren los hechos», mantuvo, mientras reconoció que se siente engañada por el concejal, al que no guarda rencor ya que cree que por su parte «no ha habido ninguna mala intención».

«Debe irse ya»

Entre el resto de las formaciones políticas, el PP, al que el PSOE, con Valdenebro al frente, el PA e IU, le quitaron el sillón de la Alcaldía con una moción de censura, las reacciones han sido variadas. Por un lado, los socios de gobierno de la regidora han cerrado filas en torno a ella, considerando que se han depurado responsabilidades con la dimisión de Jiménez y creyendo la explicaciones de la regidora. En su comparecencia, ésta estuvo arropada por la andalucista Isabel Barriga y por la portavoz de IU, junto con el edil Álvaro Carreño, Francisca González.

El líder de APR, Antonio Marín, también dijo que es suficiente con la dimisión de Jiménez. El también ex alcalde pidió a la alcaldesa que abra un procedimiento interno en el Ayuntamiento para conocer qué pasó con la documentación, con el acta matrimonial.

Ciudadanos, formación que se está rearmando en Ronda, no se ha pronunciado sobre el 'caso boda' y Podemos Ronda, sí. «Es inadmisible esta conducta de favoritismo, privilegio y amiguismo impropia de una administración democrática y transparente, siendo insuficiente la dimisión del concejal de Participación Ciudadana», declararon, al tiempo que hablaron de un caso de nepotismo y de la necesidad de una regeneración política en Ronda.

La portavoz municipal del PP fue más dura y dijo que la alcaldesa no es una persona honrada, que se ha «hecho un 'Infanta': la Infanta no sabía nada de Urdangarin y ella no sabe lo que firma». Fernández pidió a Valdenebro que se vaya y si no, al secretario general de los socialistas malagueños, Miguel Ángel Heredia, y a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que la cesen.

«Iremos a Fiscalía en cuanto tengamos la documentación que hemos solicitado», dijo la popular, rodeada de sus compañeros y que subrayó: «¿Qué está esperando, que la imputen? ¿qué va a ganar, un mes más en la Alcaldía? Debe irse ya», sentenció la popular.

Más

Fotos

Vídeos