El albergue municipal cumple más de un año cerrado

Estado que presenta el edificio. :: v. m.
/
Estado que presenta el edificio. :: v. m.

El Ayuntamiento ha tapiado todos los accesos al inmueble, que costó 800.000 euros, para evitar robos y la entrada de okupas

V. MELGAR RONDA

El albergue municipal de Ronda, el primer alojamiento de este tipo en la ciudad del Tajo y en la Serranía que se construyó en 2013, va camino de convertirse en otro edificio fantasma en el municipio, al estilo del Centro Astronómico, desde el que no se pueden ver las estrellas al estar emplazado en pleno casco urbano; o del Centro de Interpretación del Mueble Rondeño, que se levantó en 2006 con una inversión de 1,2 millones para promocionar el estilo de talla de madera típico de Ronda, sin que se haya usado para ello.

Según explicó el edil de Patrimonio, Alberto Orozco, las instalaciones del albergue siguen sin recibir ninguna oferta en firme que solucione su futuro. Ante ello, el Ayuntamiento ha optado por tapiar todos los accesos del inmueble para impedir robos y que, como ocurrió en el caso del Centro de Interpretación del Mueble, el espacio sea ocupado de forma ilegal.

Hace aproximadamente un año, el Consistorio rescindió el contrato con la empresa que gestionaba el albergue, por falta de pago del alquiler, mientras que la adjudicataria denunció una serie de desperfectos.

Posteriormente, la administración local procedió a una segunda licitación, por la que pidió un alquiler de 1.600 euros al mes, que quedó desierta y en la actualidad no parece clara ninguna vía para dar contenido a un edificio relativamente nuevo, respecto a su construcción.

En él se invirtieron alrededor de 800.000 euros del llamado Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja). El edificio, situado en el polígono industrial El Fuerte, ente las calles Guadalcobacín y Fernando de los Ríos, dispone de 15 habitaciones con capacidad para alojar a 74 personas y está construido sobre una parcela de casi 2.200 metros cuadrados.

Por otro lado, cabe destacar que Alianza por Ronda (APR), formación en la oposición en el Ayuntamiento rondeño, propuso destinar las instalaciones a dependencias municipales, ligadas a la concejalía de Turismo; y el PP, también en el banco de la oposición, puso sobre la mesa la idea gestionarlo directamente por parte del Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos