Abierta en Guillena la capilla ardiente del guardia civil malagueño fallecido en Sevilla

Agentes con el féretro del cabo de la Guardia Civil Diego Díaz, a su llegada a la capilla ardiente que se ha organizado en la localidad de Guillena./EFE
Agentes con el féretro del cabo de la Guardia Civil Diego Díaz, a su llegada a la capilla ardiente que se ha organizado en la localidad de Guillena. / EFE

Cuando acabe el funeral, el cuerpo será trasladado por carretera hasta su localidad natal, Antequera

EFESevilla

La capilla ardiente del cabo primero de la Guardia Civil Diego Díaz, fallecido tras rescatar el pasado sábado a tres personas en un arroyo, se ha abierto de nuevo a las 9.00 horas en el centro cívico La Estación de Guillena (Sevilla) con colas en la puerta.

A pesar del frío de la mañana, decenas de personas hacían cola desde poco después de las 8.30 para despedir al agente y mostrar el pésame a su familia, algo que ya pudieron hacer anoche los vecinos de esta localidad cuando se abrió la capilla ardiente.

Igual que anoche, las muestras de cariño más evidentes han sido para la madre del agente, que a duras penas podía caminar al llegar a la capilla ardiente.

El funeral se celebrará a las 12.00 horas en la iglesia de Nuestra Señora de la Granada de Guillena.

Entre otras autoridades, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, han anunciado que acudirán al funeral del agente, que fue encontrado muerto ayer en el arroyo al que cayó el sábado cuando estaba auxiliando a varias personas.

Cuando acabe el funeral, el cuerpo será trasladado por carretera hasta su localidad natal, Antequera, para ser enterrado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos