Temen problemas de suministro de agua en la Serranía por las malas infraestructuras

Montejaque, sin captación propia, contrató en 2016 a camiones cuba por una avería de cuatro días.
Montejaque, sin captación propia, contrató en 2016 a camiones cuba por una avería de cuatro días. / SUR
  • Parauta, con la situación más grave en la comarca, prevé recurrir a camiones cuba para abastecerse ante las roturas que sufre la red

Aún no ha llegado el verano y Campillos ha revelado recientemente una de las caras amargas de la falta de precipitaciones. La sequía ha puesto en jaque a los vecinos del municipio de la comarca del Guadalteba, que han tenido que recurrir a camiones cuba para tener agua. En la Serranía de Ronda la situación no es tan crítica, ya que la comarca registra mejores datos pluviométricos. En este punto de la provincia la lluvia no es el problema, lo es el mal estado de las infraestructuras de suministro, situación que, por otro lado, también ha jugado su papel en Campillos.

El problema más grave al oeste de Málaga lo tiene Parauta. El Ayuntamiento de este pueblo prevé, según indicó su alcaldesa, María del Carmen Gutiérrez, recurrir de nuevo cuando aprieten las temperaturas a camiones cuba. Y es que la localidad sufre regularmente roturas en las tuberías que llevan el agua desde la Sierra de las Nieves, desde la zona de la Fuenfría, a en torno 15 kilómetros, hasta Parauta: «Son de fibrocemento y están muy viejas. Es el problema más importante que tenemos actualmente. El año pasado nos pasó en junio, los bomberos tuvieron que venir y los vecinos, con garrafas y otros recipientes, se surtieron de agua. En otra ocasión pasó en plenas fiestas patronales, con el pueblo lleno de gente... es una situación que se repite cada verano», lamentó la regidora que, no obstante, puntualizó que el problema persiste durante todo el año.

Parauta solo dispone de una captación de agua que es propiedad de Ronda. Por ello, la alcaldesa quiere negociar con el Ayuntamiento de la ciudad del Tajo la cesión (ya que esta localidad no la utiliza) y poder así acometer el arreglo de la red. «Hemos buscado otras captaciones sin éxito... no podemos invertir sin saber si Ronda nos cedería la captación», lamentó Gutiérrez que está a la espera de poder fijar una cita con la alcaldesa de Ronda, Teresa Valdenebro. «Nuestra situación es grave», sentenció Gutiérrez.

También en el Alto Valle del Genal, donde se sitúa Parauta, Júzcar teme tener problemas en el suministro, aunque éstos solo afectarían a una parte de los vecinos, una decena, cuyas viviendas están situadas a las afueras del ‘Pueblo Pitufo’. «Hemos renovado la red pero queda una línea», dijo el alcalde, Francisco Lozano. No obstante, la solución está ya encauzada, puesto que el proyecto de las obras necesarias ya ha sido aprobado por parte de la Diputación Provincial de Málaga.

El ente supramunicipal también ayudará a Montejaque, en el Valle del Guadiaro, a hacer un nuevo sondeo previsto este año con 30.000 euros, en la zona del Almendral, para intentar localizar una captación propia. Montejaque no dispone de ella y se abastece de agua de Benaoján, del Molino del Santo. Diego Sánchez, el alcalde, explicó que en principio no se temen problemas de suministro, pero subrayó que es vital tener una captación propia ante el elevado coste económico que para el Ayuntamiento supone traer el agua desde la vecina Benaoján: «Ahora pagamos en torno a 2.500 euros al mes, pero hemos llegado hasta los 7.000. Se han arreglado averías que había desde hace años y que provocaban importantes pérdidas», comentó Sánchez, al tiempo que recordó que se han mejorado las infraestructuras. El año pasado, en abril, el Ayuntamiento tuvo que contratar camiones cuba por una avería en éstas que duró cuatro días.

Pujerra pasa a la acción

En Pujerra la situación podría haber sido este verano como la de Campillos. La tromba de agua que sufrió la localidad a finales de 2015 y que dejó más de 300 litros por metro cuadrado, causó importantes daños, entre ellos, en dos de las tres captaciones de las que dispone este pueblo, en la traída desde Cartajima y en la de la Toma a Pujerra. Los vecinos se han tenido que abastecer de una tercera, un pozo que se seca en verano habitualmente, por lo que el Ayuntamiento, por su cuenta, ha acometido los trabajos necesarios para regularizar la situación.

El alcalde, Francisco Macías, mostró su malestar por el retraso en la llegada de los fondos de la Junta y de la Diputación, administraciones que cuantificaron en alrededor de 600.000 euros los destrozos de la tromba. «Ese pozo se seca en verano, por eso se buscaron las obras conexiones, para evitar quedarnos sin agua», reiteró el regidor.

Por último, Genalguacil, afirmó su alcalde, Miguel Ángel Herrera, ha mejorado la red pero el pueblo suele sufrir roturas por elevada presión; mientras que Gaucín e Igualeja, dijeron sus alcaldes, Pedro Godino y Francisco Escalona, respectivamente, explicaron que se han hecho mejoras en los últimos años pero que la redes de estos dos pueblos siguen siendo deficitarias. En Ronda, Aqualia ha mejorado con 100.000 euros la principal captación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate