Sesenta viviendas de Villanueva de Tapia, afectadas por una plaga de termitas

Panorámica de Villanueva de Tapia.
Panorámica de Villanueva de Tapia. / SUR
  • El Ayuntamiento ha puesto en marcha un sistema para acabar con ellas, pero pide colaboración a las administraciones

Sesenta viviendas del municipio de Villanueva de Tapia están seriamente afectadas por una plaga de termitas que, según fuentes municipales, habrían ocasionado daños de cierta gravedad a los afectados.

Desde el pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento, tras constatar que era un problema generalizado, inició un tratamiento que, según la alcaldesa, Encarnación Páez, constará de varias fases, y que tendrá un presupuesto de unos 50.000 euros. Esta primera parte del tratamiento consiste "atajar la plaga"; mientras que en una segunda fase se quiere hacer un estudio de todo el municipio "para prevenir y que no vuelva a repetirse".

Páez, que ha pedido colaboración al resto de administraciones para hacer frente a este tratamiento, ha explicado que hace ya cuatro años se realizó un tratamiento "pero no ha funcionado y la plaga se ha extendido". "Después de investigar, hemos recurrido al procedimiento que ha dado resultado en múltiples municipios", ha señalado, en referencia a los ocurridos en Alameda, localidad cercana a Villanueva de Tapia. Tal como ha anunciado la primera edil, la empresa Rentolil Initial está realizando el tratamiento, para lo que aplicará el sistema de cebado antitermitas, Sentri Tech.

Este sistema, han indicado tanto Páez como la empresa, "garantiza la eliminación de las colonias que afectan al maderamen y está basado en un principio activo, Hexaflumuron, que actúa inhibiendo la síntesis de la quitina, e impide, que los insectos una vez que mudan su exoesqueleto, vuelvan a regenerarlo, por lo que mueren ante la imposibilidad de desarrollar una nueva piel". Dicho sistema de eliminación de termitas se aplica en tres fases: primero se colocan cebos con un placebo de celulosa en los puntos donde se sospecha que puede haber actividad de termitas. Una vez que las termitas comienzan a alimentarse de dicha celulosa, el cebo se cambia por otro similar pero ya el biocida incorporado, de modo que las termitas obreras alimentan a la reina y a las ninfas propagando así el veneno en la colonia y llevándola a su colapso.

De esta manera, y según la empresa, se reduce en un 95 por ciento su actividad, solo en el primer año. De ahí que la tercera fase sea la de la revisión de los cebos y el control de los mismos para evitar infestaciones futuras, han señalado. Es decir, se someten a los puntos de cebado a una monitorización en los siguientes cinco años, y si se observa un repunte de actividad o aparecen nuevos termiteros se procede con la aplicación del sistema, de nuevo.

Según ha confirmado a Europa Press la alcaldesa, Encarnación Páez, en diciembre pasado ya comenzó el tratamiento y en una primera fase se pretende "atajar la plaga"; mientras que en una segunda fase se quiere hacer un estudio de todo el municipio "para prevenir y que no vuelva a repetirse".

Páez ha explicado que hace ya cuatro años se realizó un tratamiento "pero no ha funcionado y la plaga se ha extendido". "Después de investigar, hemos recurrido al procedimiento que ha dado resultado en múltiples municipios", ha señalado.

Así, la empresa Rentolil Initial está realizando el tratamiento, para lo que aplicará el sistema de cebado antitermitas, Sentri Tech, según han informado desde dicha firma en un comunicado.

Este sistema, han indicado, "garantiza la eliminación de las colonias que afectan al maderamen y está basado en un principio activo, Hexaflumuron, que actúa inhibiendo la síntesis de la quitina, e impide, que los insectos una vez que mudan su exoesqueleto, vuelvan a regenerarlo, por lo que mueren ante la imposibilidad de desarrollar una nueva piel".

Este sistema de eliminación de termitas se aplica en tres fases: primero se colocan cebos con un placebo de celulosa en los puntos donde se sospecha que puede haber actividad de termitas. Una vez que las termitas comienzan a alimentarse de dicha celulosa, el cebo se cambia por otro similar pero ya el biocida incorporado, de modo que las termitas obreras alimentan a la reina y a las ninfas propagando así el veneno en la colonia y llevándola a su colapso.

Con este sistema se reduce en un 95 por ciento su actividad, solo en el primer año. De ahí que la tercera fase sea la de la revisión de los cebos y el control de los mismos para evitar infestaciones futuras, han señalado. Es decir, se someten a los puntos de cebado a una monitorización en los siguientes cinco años, y si se observa un repunte de actividad o aparecen nuevos termiteros se procede con la aplicación del sistema, de nuevo.

Rentokil Initial utiliza el sistema 'Sentri Tech' desde 1997 para combatir plagas de termitas ya sea en edificaciones aisladas como en grande conjuntos arquitectónicos. Hasta el momento se han realizado "miles de tratamientos en todo tipo de edificaciones afectadas por xilófagos repartidas en toda la geografía española", han manifestado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate