Diario Sur

Yunquera vive una fiesta en la nieve

fotogalería

na y Adrián, en plena caída con las palas. / Iván Gelibter

  • La mayor nevada en 65 años atrae a la localidad a un reguero de visitantes en busca de rampas donde deslizarse y escenarios para sus 'selfies'

Algunos decían que 15; otros que 28 y la mayoría consideraba que en realidad lo de ayer había sido la mayor nevada en Yunquera de los últimos 65 años. Tanto en el interior de los bares como en la puerta de las casas y en la cola del supermercado, los vecinos debatían sobre esta efeméride; pero lo cierto, y eso nadie lo discutió, es que la ausencia de incidencias y la estampa idílica convirtieron el día de ayer en una jornada festiva, en la que centenares de vecinos de otras localidades –incluso de Málaga capital– subieron a esta zona de la Sierra de las Nieves a tirarse en improvisados trineos, hacerse ‘selfies’ y modelar muñecos de nieve.

Los primeros copos, aún débiles, irrumpieron en esta zona en torno a las 14 horas del miércoles, a una altitud de 1.200 metros de altura en la sierra, unos 500 más respecto al casco histórico. Sin embargo, en torno a las nueve de la noche la situación cambió totalmente, y los pequeños copos de los primeros momentos de la jornada fueron dando paso a una noche de precipitaciones copiosas y la sensación, como contaban los vecinos, de que finalmente la nieve iba a cuajar durante la madrugada.

Las primeras luces del día llegaron ayer a Yunquera a a eso de las 8.30, aunque para entonces ya estaba claro que, efectivamente, el manto blanco había llegado durante la noche para quedarse. Calles, aceras, árboles y coches se despertaron cubiertos de nieve, y desde primera hora la sierra ya se divisaba totalmente blanca. Con la temperatura oscilando entre 1 grado en negativo y 0 –pero con un viento intenso que reducía la sensación térmica unos cuatro grados más–, las 10 de la mañana fuera la hora clave en la que la situación pasó de ser singular a ser histórica.

En esos momentos comenzó una intensa ventisca que se prolongó unos 90 minutos, y que terminó por teñir las zonas más bajas del pueblo, un territorio que, según el alcalde, José Antonio Víquez, jamás registra nieve, «y menos de tantos centímetros» de espesor.

Una vez pasada esta desapacible ventisca, Yunquera empezó a recibir visitantes de todo tipo. Desde la familia Ruiz, de Guaro, que pasaron un buen rato haciendo muñecos de nieve, a algunos ciudadanos de la vecina localidad de Alozaina que se dejaron caer con sus trineos por la cuesta de la Torre Vigía de la localidad. Incluso los integrantes de grupo musical Tarifa Plana subieron a Yunquera desde Málaga para grabar partes de un videoclip aprovechando la estampa invernal como escenario de fondo.

Los vecinos de Yunquera, por su parte, pasaron toda la mañana debatiendo y valorando con los foráneos cómo de histórica era la nevada, asegurando que la situación no se daba de esta manera desde hace cifras tan dispares como 15, 28 o 65 años. «Si es que alguna vez ha estado realmente así», matizaban. En cuanto a las incidencias, no se registró ninguna reseñable y las clases en colegios e institutos no se suspendieron, mientras que la única carretera cortada a última hora de la noche era la que accede a la sierra.