Diario Sur

La oposición de Alhaurín el Grande se une para quitar la Alcaldía a Ledesma

Ledesma accedió a la Alcaldía el pasado mes de febrero tras pactar con el PP un acuerdo de estabilidad hasta el fin de la legislatura
Ledesma accedió a la Alcaldía el pasado mes de febrero tras pactar con el PP un acuerdo de estabilidad hasta el fin de la legislatura / I. G.
  • El PP desautoriza a su única concejala y dice que la expulsará del partido si firma el pacto con PSOE, IU y ASALH

Nuevo terremoto político en Alhaurín el Grande recién estrenado el nuevo calendario. El municipio del Valle del Guadalhorce que más turbulencias ha venido padeciendo en este terreno en los dos últimos años se prepara para vivir un nuevo episodio cuyo final, lejos de estar escrito, podría acabar con la etapa en política de uno o más actores de la localidad.

Tal como pudo saber ayer SUR, la oposición en bloque –conformada por el PSOE, Izquierda Unida, Alternativa Socialista Alhaurina (ASALH) y Partido Popular– tiene la intención de registrar la próxima semana una moción de censura para desbancar a Antonia Ledesma y los independientes de Por Alhaurín de la Alcaldía, convirtiendo a Teresa Sánchez, portavoz de IU (cuarta fuerza política) en la nueva alcaldesa de la localidad.

Según fuentes consultadas por este periódico, esta acción no forma parte de uno de los tantos rumores que llevan meses circulando en torno a este tema, sino que las cuatro formaciones ya habrían firmado un documento ante notario especificando las condiciones de dicho pacto. El motivo de realizar esta acta notarial es, tal como afirman estas mismas fuentes, consolidar un acuerdo que tantas veces ha estado a punto de alcanzarse, y que finalmente se quedaba en papel mojado por diversas cuestiones.

Actualmente, Por Alhaurín –el partido creado por el exalcalde Martín Serón– cuenta con 10 de los 21 concejales, y gobierna gracias a un acuerdo de investidura con el Partido Popular, que cuenta con una única edil. El resto de fuerzas se dividen de manera que el PSOE cuenta con 4 concejales – los mismos que ASALH– e Izquierda Unida, que tiene dos. Por tanto, se hace necesaria la unión de toda la oposición para que esta moción prospere, un hecho que siempre se había terminado por descartar ante la negativa de la dirección provincial de los ‘populares’ de formar parte de este cuatripartito.

El PP provincial, en contra

Tras la dimisión de Martín Serón en febrero de 2016, Por Alhaurín negoció un acuerdo de estabilidad con el entonces edil del PP, Francisco Torres; un pacto que daba la Alcaldía a Antonia Ledesma prometiendo al menos tres años de tranquilidad. Sin embargo, unos meses después Torres dimitió, entrando en su puesto Mari Francis Fernández, que no cuenta precisamente con una relación estrecha con Ledesma. Ahora es justamente Fernández la que ha dado el OK a esta moción en contra del criterio fijado por la dirección provincial. No en vano, fuentes de esta direccción desautorizaron ayer a su portavoz, asegurando que en caso de que su intención sea votar afirmativamente, la expulsarán del partido. Esta decisión podría dar al traste con la moción de censura, ya que consideraría su posición de tránsfuga y se invalidaría su voto.

El presidente de la gestora local del PP, Manuel Marmolejo, aseguró además que Fernández ya sabía que su partido estaba en contra de esta moción, pero que no obstante le volverán a «recordar» que no tiene capacidad para tomar esta decisión, y que en caso de hacerlo se deberá «atener a las consecuencias».

Tal como afirmó ayer a este periódico la principal afectada por esta iniciativa, la alcaldesa actual Antonia Ledesma, esta acción solo tiene «intereses políticos y personales, y van en contra, precisamente, de los intereses del pueblo». A juicio de la regidora, la posibilidad de la moción de censura era un ‘runrún’ en las últimas semanas, pero recordó el pacto que tienen con el PP y pidió a la dirección que actúe «en consecuencia».

En el otro lado, este periódico intentó sin éxito ponerse en contacto con la portavoz del PP, que no atendió las llamadas, una actitud que también adoptó su homólogo del PSOE, Luis Miguel Molina. En el caso de la futurible alcaldesa, ésta se encuentra fuera de España de viaje; y el secretario general de ASALH, Antonio Bermúdez, se limitó a señalar literalmente: «ni lo confirmo, ni lo desmiento».