Diario Sur

Una cantera de Alhaurín de la Torre pagará a plazos los 400.000 euros que adeuda aún a la Fundación

El proceso de restauración de las canteras de Alhaurín se firmó hace diez años.
El proceso de restauración de las canteras de Alhaurín se firmó hace diez años. / Sur
  • La Compañía General de Canteras, que ya había pagado 260.000 euros tras una condena judicial, prevé acabar de cumplir sus compromisos en 2019

El serial del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y la Fundación de las Canteras con las propietarios de las canteras de áridos de la localidad –traducido en una deuda de más de un millón de euros por parte de las compañías– sumó ayer un nuevo capítulo, aunque en esta ocasión se trata de un avance positivo.

La Fundación Social y Medioambiental de Las Canteras de Alhaurín de la Torre anunció ayer que había alcanzado un acuerdo con la Compañía General de Canteras para que esta empresa abone la deuda contraída con la entidad por el incumplimiento de los compromisos alcanzados en el Acuerdo Marco rubricado en enero de 2006 por el Ayuntamiento, Junta de Andalucía, canteras y sindicatos. Dicho acuerdo obligaba a que todas las sociedades con actividad en la Sierra tenían que abonar 900.000 euros anuales a esta Fundación durante la vigencia del Plan Especial de Restauración.

En este caso concreto, la Compañía General de Canteras había contraído una deuda de 662.520 euros por dejar de abonar su parte. De esa cantidad, un total de 261.120 euros (más 25.546 en intereses) los ha pagado este año, tras una condena judicial, y el resto (401.400 euros) será abonado por plazos en los próximos tres años: 80.000 euros en 2017, 300.000 en 2018 (en dos plazos) y 21.400 euros en 2019. De esta forma, se liquidaría la deuda al completo.

Según pudo saber ayer este periódico, en la junta ordinaria de la Fundación celebrada hace unos días se hizo público el acuerdo, que forma parte de las acciones emprendidas por esta entidad para obtener todos los fondos comprometidos por las empresas extractivas para compensar el impacto y las molestias causadas por la actividad minera en Alhaurín de la Torre.

Aun así, en 2015, el Juzgado de Primera Instancia número 15 de Málaga ya condenó a varias empresas de las canteras a abonar un total de 1.246.280 euros a la Fundación, después de la demanda presentada por las aportaciones impagadas hasta el primer cuatrimestre de 2013. Según fuentes de la institución, desde esa fecha, el presidente de la Fundación y alcalde, Joaquín Villanova, habría mantenido conversaciones con los empresarios para no tener que recurrir de nuevo a la Justicia y que pagaran las cantidades pendientes desde 2013. Fruto de estas negociaciones se habría llegado a este acuerdo con la Compañía General de Canteras, que se suma al que se alcanzó con Áridos y Reforestaciones (Sando) en junio de este año, para liquidar su deuda de 1,1 millones de euros, también por plazos y hasta 2019.

Importes pendientes

Tras la condena judicial de 2015 y las diferentes negociaciones, la Fundación se ha asegurado el cobro de 2,6 millones de euros en cuotas mensuales, pero quedan pendientes un total de 664.290 euros correspondientes a la deuda de Áridos Alhaurín de la Torre (304.290), Aripisa (210.000) y Aripresa (150.000). Por este motivo, desde la Fundaciçon anunciaron ayer que se ultima la presentación de una segunda demanda judicial que se tramitará en los próximos días, y de la que también se dio cuenta en la junta ordinaria.

«Llegaremos hasta donde haga falta para recibir todo lo que nos corresponde y que se haga justicia con el pueblo de Alhaurín de la Torre», señaló Villanova, que avanzó que el cobro de todas estas cantidades pendientes posibilitará «impulsar la actividad inversora de la Fundación, con el ánimo de crear nuevos equipamientos e instalaciones que queden para el patrimonio del municipio». De esta manera, ya se han previsto varios proyectos, de los que desde el Ayuntamiento anuncian que informarán en breve, y se continuarán costeando cursos e iniciativas relacionadas con la formación, deporte, patrocinio y apoyo a las asociaciones y colectivos locales.