Diario Sur

Retomarán las obras de la variante de Arriate seis años después

La Junta de Andalucía retomará las obras de la variante de Arriate seis años después de su paralización. Según indicó ayer el alcalde del municipio, Melchor Conde, la intención de la consejería de Fomento es reiniciar los trabajos de construcción de la nueva carretera en enero, con un plazo de ejecución de diez meses desde entonces. Conde se reunió ayer con el consejero de Fomento, Felipe López, junto con representantes políticos de las poblaciones de Setenil de las Bodegas, Alcalá del Valle, Olvera y Torre Alháquime, en la provincia de Cádiz.

Cabe recordar que las obras se paralizaron a finales de 2010, por falta de disponibilidad presupuestaria, y que cuentan con una inversión de alrededor de cinco millones. La Junta ya anunció el reinicio del proyecto, que está al 40% de su ejecución, y aseguró que en los presupuestos para 2017 se incluyen fondos para finalizarlo, casi tres millones.

La nueva carretera conectará la MA-7403 (Arriate-Puerto del Monte-Setenil de las Bodegas) y la A-367, entre Ardales y Ronda y contará con seis kilómetros. Supondrá un empuje en la mejora de las comunicaciones en la comarca natural de Ronda que se extiende también por las provincias de Cádiz y Sevilla. En el caso de Arriate (y las pedanías en el término municipal de Ronda de La Cimada y Los Prados), la vía vendrá a aliviar el tráfico que circula por su casco urbano, unos 4.000 vehículos al día.

Al respecto, el Gobierno andaluz también tiene pendiente en la Serranía la adjudicación de las obras de mejora de la carretera de Gaucín a Manilva, la A-377, que une la comarca con la Costa del Sol, con la A-7 y la AP-7. El arreglo de carretera, en estado lamentable, supondrá una inversión de unos seis millones, según anunció Fomento, que fijó en noviembre el inicio de los trabajos.

Temas