Diario Sur

El hospital del Guadalhorce atiende cerca de 300 urgencias en menos de una semana

El hospital de Guadalhorce ya carbura a buen ritmo
El hospital de Guadalhorce ya carbura a buen ritmo / SUR
  • El consejero de Salud, Aquilino Alonso, destacó ayer que cerca de 300 personas han pasado ya por este nuevo área desde que se estrenara el pasado jueves

El hospital de Guadalhorce ya carbura a buen ritmo apenas unos días después de ponerse en marcha el área de urgencias. El consejero de Salud, Aquilino Alonso, destacó ayer que cerca de 300 personas han pasado ya por este nuevo área desde que se estrenara el pasado jueves, lo que está ayudando a reducir la presión asistencial en el Clínico Universitario de la capital. Durante su visita a la capital para inaugurar las 12.º jornadas andaluzas de Salud Investiga, recordó que «dentro de poco» abrirá el hospital de Ronda y que siguen trabajando para finalizar la ampliación del Costa del Sol de Marbella.

En el estreno del congreso anunció que la Junta de Andalucía destinará 88 millones de euros en 2017 para las políticas de investigación e innovación en salud; una cifra bastante superior a la del año pasado, cuando se destinaron 75,1 millones de euros, y a los 72,6 millones del 2015. El consejero subrayó que muchas de estas investigaciones «se aplican directamente a la actividad clínica, por lo tanto son una garantía de futuro». «Aquel sistema sanitario que no investiga está condenado a quedar anclado en el pasado o en el presente», manifestó.

Al respecto aseguró que gracias a la investigación se ha producido un cambio espectacular en la esperanza de vida en temas como el cáncer de mama o de próstata y apuntó que se seguirá investigando en el ámbito de las terapias avanzadas y se hará una nueva estrategia.

Durante su paso por la capital, el consejero también anunció que la próxima semana se pondrá en marcha el periodo de alta frecuentación ante el previsible aumento de la demanda en urgencias como consecuencia de la evolución de la gripe. Este plan, que se pone en marcha todos los años coincidiendo con el mayor descenso de temperaturas, se traducirá en un incremento de la demanda asistencial que deriva en un aumento de frecuentación en los servicios de urgencias, tanto de atención primaria como de atención hospitalaria.