Diario Sur

Pizarra vuelve a municipalizar el servicio de agua para evitar nuevas subidas en las tarifas

  • El equipo de gobierno prevé inversiones en infraestructuras y crear un fondo social para los usuarios más necesitados

Cambios significativos en uno de las cuestiones más importantes para los ciudadanos. A partir de 2017 la gestión del agua del pueblo de Pizarra será realizada directamente por el Ayuntamiento de la localidad, después de que este servicio haya sido gestionado por una empresa privada -Hidralia- durante los últimos 25 años. Zacarías Gómez, primer teniente de alcalde, explicó que a finales de este año cumplía la concesión administrativa de la empresa que estaba realizando este servicio, y que después de un «largo proceso de diálogo y negociación» se ha aprobado en pleno que lo asuma directamente el Ayuntamiento.

Esto significará, a la práctica, el servicio propio de agua y alcantarillado, y sus recibos serán cobrados por el Patronato de Recaudación de la Diputación Provincial.

Tras un «amplio estudio», tal como señaló Gómez, el Consistorio tiene previsto subrogar los contratos laborales de los tres fontaneros y la administrativa. Además, se mantendrán las tarifas actuales, que son de 2012, evitando subidas que la empresa privada «entendía como necesarias». Asimismo, se quiere crear un fondo social para 2017, para las personas que no puedan pagar su recibo del agua. «Desde el Ayuntamiento se va a trabajar para volver a poner en marcha un mínimo vital que no se cobre», insistió el teniente de alcalde, que recordó que en Pizarra existía antes este mínimo de 10 metros cúbicos cada dos meses, y las personas que no superaban este mínimo, no pagaban nada por el agua. «Estamos ilusionados por recuperar ese mínimo vital, algo que también recomienda la ONU, ya que el agua es un bien público», apuntó Zacarías Gómez.

El mínimo vital se quiere implantar, «tras un amplio estudio», para 2018. El edil también señaló que de esta manera se podrá invertir más en la infraestructura hídrica municipal, «con el mismo dinero se podrá hacer inversiones importantes con la finalidad de mejorar los recursos y ofrecer mejores servicios a la ciudadanía pizarreña». Los recibos del agua serán cobrados por el Patronato de Recaudación Provincial «y esta entidad cuenta con mecanismos y recursos para evitar los cortes por impagos», sentencian desde el equipo de gobierno.

El fondo y no la forma

Esta propuesta, aprobada por el PP e IU, contó con la abstención del PSOE, que según afirmó el edil Juan Antonio Romero, están de acuerdo en el fondo pero no en la forma. «Hace unos meses se hizo una mesa para estudiar si era viable, y en la última se quedaron con dos opciones: asumirlo del todo o prorrogar el contrato», señala Romero, que también explicó que el informe en el que se ha basado el Ayuntamiento lo realizó «un extrabajador de Hidralia». El edil socialista señala que no conocen las condiciones de Hidralia para renovar. «Hay informes en varios sentidos», dijo.