Diario Sur

Multas de más de 300 euros a quienes no recojan los excrementos de sus perros

  • El Ayuntamiento inicia una campaña de concienciación de tres meses que prevé un endurecimiento de las sanciones si persisten los incumplimientos

El Ayuntamiento de Antequera ha puesto en marcha una campaña de concienciación de tres meses para que los dueños de las mascotas se acostumbren a recoger siempre las heces y lleven atados a sus perros por las calles de la ciudad. En caso de que los incumplimientos de las ordenanzas pasado ese periodo vuelvan a reiterarse, prevén endurecer las multas actuales de 300 euros, e incluso analizar el ADN de los animales para proceder a su identificación.

Desde hace meses, el consistorio estudia cómo corregir la mala imagen de los residuos animales en las calles, así como prevenir problemas con los perros sueltos sin correa, por lo que junto a Aguas del Torcal, empresa encargada también de la limpieza viaria, han iniciado una nueva campaña para reducir y controlar los malos hábitos.

Así, la Policía Local y Aguas del Torcal trabajarán juntas para poder vigilar las zonas con más excrementos y poder limpiarlas lo antes posible, así como sancionar a los que no atiendan la prohibición.

En este período inicial, se intensificará la ordenanza municipal de la tenencia de animales domésticos en la que se multará con 300 euros a todos aquellos dueños de mascotas que no retiren las heces de la vía pública. Por otro lado, también se multará, entre 60 y 500 euros, a quienes lleven a sus mascotas sueltas en espacios públicos donde esté prohibido que los animales vayan sin correa.

Concienciar antes de multar

En la presentación ayer de la iniciativa, el alcalde Manuel Barón subrayó que estarán «especialmente vigilantes de estas acciones incívicas que están provocando protestas vecinales y que estamos sufriendo todos... Nuestro propósito no es sancionar, sino concienciar a la ciudadanía», expuso.

En caso de que estas acciones no lleguen a ser efectivas en los tres meses de prueba, el Ayuntamiento se plantea tomar otras medidas: «Si no hay solución igual nos planteamos modificar la ordenanza incluyendo el análisis del ADN y elevar la sanción ya que los gastos de esta medida son elevados», advirtió el regidor. Así, desde esta semana, se intensificará la labor de prevención, sancionando a quien no la cumpla, y se vigilará sobre todo las zonas con mayor acumulación de suciedad.