Diario Sur

Vecinos recogen firmas contra la restricción del tráfico en el Puente Nuevo

Martínez, Fernández y Arenas, el jueves, en el Barrio.  sur
Martínez, Fernández y Arenas, el jueves, en el Barrio. sur
  • La Asociación de Vecinos del Barrio de San Francisco, que rechaza el cierre parcial o total, supera los mil apoyos y pide una «alternativa»

El Ayuntamiento de Ronda ha anunciado que quiere disminuir el tráfico en el conjunto histórico en un 80%, que quiere empezar a actuar a principios de año, pero no ha explicado aún cómo. La situación ha generado malestar entre los vecinos de zonas como el Barrio de San Francisco y La Planilla, hasta el punto de que la Asociación de Vecinos del Barrio ha iniciado una campaña de recogida de firmas para testar la posición de los rondeños al respecto y ante, explicaron, el posible cierre total o parcial del Puente Nuevo, buque insignia del conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en los años sesenta.

Al cierre de este periódico, los apoyos, recabados mediante pliegos que se han repartido en establecimientos y la plataforma en internet Change.org, superaban las mil rúbricas. Éstas serán presentadas el próximo 1 de diciembre al Ayuntamiento, según explicó el presidente de esta asociación, Juan Manuel Ayala. Éste mostró su malestar, sobre todo, «por la «falta de información». «Quieren que presentemos alegaciones a un documento sin saber cómo van a actuar», afirmó.

La semana pasada, la edil de Tráfico, Francisco González, presentó un documento de diagnóstico sobre la situación de la movilidad en el conjunto histórico y alertó, especialmente, sobre la situación del Puente Nuevo que soporta 11.000 vehículos al día, cuatro millones al año, y un peso, sin contar el de los pasajeros, de más de 4.800 millones de kilos anualmente. También dijo que se recomienda fomentar el uso de transporte público y los desplazamientos a pie, entre otros.

El anuncio ha despertado polémica y desde la asociación del Barrio se incide en que los vecinos se verán obligados a tomar la circunvalación para acceder al resto de la ciudad, con el «peligro de una carretera con mucho tráfico», por lo que demandaron «una alternativa». «No queremos quedarnos aislados con solo una vía de escape», aseguró Ayala que dejó claro que no se está en contra de la conservación del Puente y expresó que la asociación presentará un proyecto a la Ayuntamiento con una alternativa, que ya se barajó antiguamente, por la zona de los Ocho Caños.

Por su parte, la concejala de Tráfico defendió la metodología de trabajo que están siguiendo las concejalías implicadas y descartó el cierre total del Puente Nuevo: «El objetivo es que nunca se llegue a cortar el tráfico totalmente en el Puente Nuevo. Es un monumento nacional, cuya imagen de utiliza para la promoción de Andalucía, ahora, por ejemplo, en Londres, y en algún momento habrá que pensar en su conservación... el deterioro ya es importante», dijo, advirtiendo sobre el estado del monumento. Añadió que el Ayuntamiento «hará una propuesta técnica sobre las medidas que se pueden tomar en la que se contemplarán soluciones a cada colectivo afectado. Se dará cuenta a los implicados y se recogerán las ideas que realicen para alcanzar una propuesta definitiva que es la que se pondrá en marcha».

«Todo está decidido»

El concejal del PP, Antonio Arenas, ex responsable de Tráfico, acompañado por sus compañeras María de la Paz Fernández y María del Carmen Martínez, pidió el jueves al tripartito que «plantee una idea realizable, y no abstracta, y que todos podamos debatir».

Insistió en que «si tienen tan claro que en enero van a cortar el tráfico, entendemos que todo está decidido», subrayó Arenas que criticó la «improvisación» del equipo de gobierno y que «todos estamos de acuerdo en conservar el patrimonio de Ronda». Cabe recordar que Arenas, en uno de los últimos plenos, mostró su preocupación por el gran flujo de vehículos que soporta el Puente Nuevo y pidió al PSOE, el PA e IU actuar ante ello.