Diario Sur

Luis Candelas celebra su primer cabildo de hermanos como comisario del Ecce Homo

Titulares del Ecce Homo en la salida del Jueves Santo.  miguel arias
Titulares del Ecce Homo en la salida del Jueves Santo. miguel arias

Una nueva etapa comienza en la Hermandad del Ecce Homo. Tras tres convocatorias de elecciones fallidas en la que no ha habido ninguna candidatura firme para formar la nueva junta de gobierno que relevara al equipo saliente, el Obispado de Málaga nombró el pasado mes de octubre al rondeño Luis Candelas como comisario de la cofradía del Jueves Santo para de este modo tratar de poner orden entre los hermanos hasta conseguir solucionar los problemas de la corporación religiosa. Así, tras aceptar el cargo, Candelas presidió el pasado día 8 su primer cabildo al frente de la hermandad. En la cita, además de presentar ante los más de 30 hermanos que acudieron el decreto oficial con su nombramiento, inició una primera ronda de diálogo conjunta para hacer un análisis de la situación que está viviendo hoy día.

Según explicó el comisario a este periódico hace dos semanas, su primera intención era la de ponerse al día sobre los distintos aspectos de la hermandad y tener así el conocimiento del porqué nadie se ha presentado a las tres convocatorias de elecciones. Desde que supo de su nombramiento, Candelas ya ha tenido contacto con los hermanos de la cofradía para saber las distintas sensibilidades encontradas. Además, tuvo un encuentro con la junta de gobierno saliente para que le contaran sus impresiones. Con todos ellos coincidió durante el cabildo y, aunque aún tienen muchos puntos que tratar, en esa primera toma de contacto sí que se consiguió dar un paso adelante comenzando a formar un grupo de trabajo con siete voluntarios que se ofrecieron a ello. La intención de Luis Candelas es la de cubrir los principales cargos de la cofradía como son el de secretario, tesorero, fiscal, vocal de culto y albacea.

Grupo de trabajo

Tras más de dos horas que tuvo como duración el cabildo, el comisario quedó en seguir hablando con más hermanos, formar un grupo de trabajo más amplio, y una vez conseguido, comenzar todas las actividades propias del curso cofrade, que no son pocas. Por lo pronto, de esa cita también salió el grupo de personas que representaron a la hermandad durante el vía crucis organizado por la Agrupación con el Cristo de la Misericordia para clausurar el Año Jubilar en Ronda. De hecho, nueve portadores del Ecce Homo llevaron con responsabilidad al crucificado en el turno que la Agrupación otorgó a la hermandad del Señor de la Escala. Mucho trabajo el que aún queda por delante, pero la comunidad cofrade rondeña confía en que se resuelva con éxito.