Diario Sur

La Gran Recogida de Bancosol prepara su nueva campaña con buenas previsiones

La Gran Recogida, la ambiciosa campaña solidaria de donaciones y reparto de alimentos que coordina Bancosol, cumple este año su cuarta edición con buenas previsiones. En esta ocasión, se pretenden alcanzar los 700.000 kilos de alimentos recogidos en toda la provincia. En Ronda y la Serranía se espera superar los 23.500 kilos que se consiguieron el año pasado, aunque los principales objetivos no están en las cifras.

«No nos obsesiona eso de batir récords. Lo que queremos es sobre todo que la sociedad se conciencie de la injusticia social que subyace a todo. Y también hacer un llamamiento a toda la población de que nuestros fines principales son luchar contra el hambre y el despilfarro», explica Joaquín Jiménez, vicepresidente de Bancosol y que este año se estrena como responsable de la Gran Recogida en toda Málaga, después de que en años anteriores se ocupara principalmente del área de la Serranía de Ronda.

Unos 240 voluntarios de diferentes asociaciones y colectivos rondeños y serranos participarán activamente en la campaña en la comarca, donde los consumidores podrán entregar alimentos en una decena de establecimientos. En esta edición se suma un comercio más, el supermercado Dia de Cortes de la Frontera. Concretamente, en la Serranía de Ronda colaboran dos Mercadona, un Aldi, un Supersol, dos Maskom y cinco locales Dia.

Aceite y leche

Desde Bancosol solicitan que se entregue fundamentalmente comida no perecedera, pero hacen especial hincapié en determinados alimentos como el aceite o la leche, mientras que el arroz y la pasta suelen abundar. Jiménez agradece la implicación que los ciudadanos siempre han mostrado con este proyecto, así como la colaboración desinteresada de las empresas de alimentación, «todo con el objetivo de seguir atendiendo a las 50.000 personas de la provincia que pueden cubrir sus necesidades básicas».

Tras los dos días de recogida, un equipo de medio centenar de voluntarios se ocupará de clasificar y preparar toda la comida almacenada en una nave habilitada a tal efecto para, posteriormente, hacerla llegar a la red de asociaciones que se encargarán a su vez de entregarlas a las familias más necesitadas. «Aquí en Ronda colaboramos con unas 20 de la ciudad y la comarca, buena parte del tejido asociativo de la zona», comenta Jiménez. En toda Málaga habrá 5.300 voluntarios y 42 establecimientos.