Diario Sur

El Bosque de Cobre se luce

El Bosque de Cobre se luce

  • La llegada del otoño tiñe de tonos ocres, marrones y amarillos este rincón de la Serranía, que ha visto incrementado el turismo en más de un 20%

La clásica postal otoñal que forma ya parte del imaginario colectivo bien podría haberse tomado en el Valle del Genal, convertido estos días en un paisaje de cuento de hadas. Los colores marrones, amarillos y ocres han invadido este rincón de la Serranía de Ronda, mientras caen las hojas de los castaños y llueven los visitantes venidos desde distintos rincones de Málaga y de Andalucía para disfrutar de una estampa espectacular. La llegada de turistas a la zona se han incrementado en cerca de un 20% en comparación con las registradas en los meses de octubre y noviembre del año pasado, según los datos dados a conocer por la Diputación de Málaga.

La campaña bautizada como El Bosque de Cobre, sobrenombre aplicado al Valle del Genal en referencia a su espectacular paisaje durante el otoño, parece haber surtido efecto. Aunque aún no hay datos oficiales, el número de reservas también ha aumentado. El clima ha acompañado por el momento y la primavera de cobre de los castañares hacen de reclamo para atraer a los visitantes a la zona que conforman Pujerra, Igualeja, Cartajima, Parauta, Benalauría, Algatocín y Jubrique, entre otros, a los que se añade Yunquera.

Los pueblos salpican como motas blancas las montañas de cobre y verde de la que es una de las tres grandes áreas geográficas (junto a la meseta y el Valle del Guadiaro) que forman la unidad paisajística de la Serranía de Ronda, con un marcado carácter montañoso. Su relieve, formado por un conjunto de sierras agrestes y grandes pendientes, se suavizan en los espacios circundantes como el campo de Gibraltar, la Costa del Sol o los Llanos de Antequera. La Delegación de Medio Ambiente y Promoción del Territorio de la Diputación ha realizado un vídeo y ha distribuido folletos con datos útiles de los 12 municipios, incluyendo alojamientos, establecimientos de restauración e información sobre sus fiestas y gastronomía, así como las rutas de senderismo más interesantes que se pueden recorrer en cada localidad. La recogida de castañas supone una de las actividades más tradicionales de este entorno y juega un papel muy importante en la economía del lugar, tanto por los ingresos que supone para agricultores y propietarios de las tierras como por su atractivo y tirón turístico.

Hay que reseñar que el Bosque de Cobre no es un lugar público, sino que los castañares forman parte en su mayoría de fincas privadas que dan sustento a gran parte de la población. Por eso, es recomendable recorrerlo haciendo uso de las carreteras y caminos públicos o de los senderos homologados. El Valle del Genal forma parte además de la Gran Senda de Ronda (GR 141), integrada en la Gran Senda de Málaga y cuyas etapas 4, 5 y 6 discurren cerca del río Genal y de los bosques que se asientan en las laderas de las montañas.

También es fácil degustar platos cocinados con castañas en los numerosos restaurantes de la zona. Otra opción es adentrarse en los pueblos del valle para perderse por sus callejuelas angostas y estrechas y disfrutar de las vistas de sus miradores. Según informa la Diputación Provincial, la Serranía de Ronda es la comarca líder en el turismo de interior de Málaga, ya que concentra un 30% de los alojamientos rurales de la provincia, con 522 establecimientos que ofertan alrededor de 7.000 plazas.