Diario Sur

Recogen firmas contra la restricción del tráfico en el conjunto histórico

El Puente Nuevo, a punto de cumplir 230 años, une las dos partes de la ciudad dividida por el Tajo.
El Puente Nuevo, a punto de cumplir 230 años, une las dos partes de la ciudad dividida por el Tajo. / V. M.
  • Vecinos rechazan el cierre total o parcial del Puente Nuevo tras la intención del Ayuntamiento de disminuir el flujo en un 80% en todo el espacio

Ronda ha abierto el debate sobre la necesidad de proteger su conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en los años sesenta y con el Puente Nuevo, que une las dos partes de la ciudad separadas por la famosa garganta del Tajo, como buque insignia, con casi 230 años, del citado espacio. El Ayuntamiento, concretamente la concejala de Tráfico, Francisca González, anunció que la intención es restringir en un 80% el tráfico en la zona, aunque no explicó cómo lo quiere hacer. Presentó un diagnóstico sobre la situación de la movilidad en el conjunto histórico, un documento que, entre otros aspectos, aconseja fomentar el transporte público y de la bicicleta y advierte sobre el flujo que soporta a diario, 11.000 vehículos al día (cuatro millones al año) el Puente Nuevo; y al que se pueden presentar alegaciones.

El anuncio del Ayuntamiento ha provocado malestar entre los vecinos, sobre todo entre los de zonas como el barrio de San Francisco o La Planilla, conectadas a Ronda mediante el Puente Nuevo, aunque también hay otros que se muestran a favor de la protección del patrimonio monumental rondeño. La Asociación de Vecinos del Barrio de San Francisco ha iniciado una recogida de firmas, tanto en Change.org, donde al cierre de este periódico se superaban las 600 rúbricas, como en comercios y establecimientos. «No tenemos información, queremos saber la posición que tienen los vecinos», comentó Juan Manuel Ayala, presidente de esta asociación que dejó claro: «No estamos en contra de la conservación del Puente Nuevo... pero queremos que haya una alternativa, por ejemplo, por los Ocho Caños... a mí no se me ocurriría cerrar la puerta de la mi casa sin abrir otra... ¿qué alegaciones hacemos al documento de diagnóstico que ha presentado el Ayuntamiento si no sabemos cómo va a actuar?», manifestó y añadió: «No queremos quedarnos aislados con solo una vía de escape», dijo. Ayala señaló los posibles perjuicios para los comercios y bares y restaurantes, y para los vecinos en general.

«Soluciones a cada colectivo»

La petición en Change.org pone en el acento en el «peligro de una carretera con mucho tráfico como es la que une Ronda con Marbella», refiriéndose a circunvalación que, ante el cierre, total o parcial del Puente Nuevo, los vecinos que residen en esta zona de la ciudad tendrían que usar, con más de cinco kilómetros. «No al corte, ni parcial ni general, del Puente», afirman. Ayala añadió que, con las firmas recogidas, la Asociación acudirá a la reunión convocada por el Ayuntamiento a principios de diciembre.

Por su parte, la edil de Tráfico, afirmó: «El objetivo es que nunca se llegue a cortar el tráfico totalmente en el Puente Nuevo. Es un monumento nacional y en algún momento habrá que pensar en su conservación... el deterioro ya es importante», dijo, advirtiendo sobre el estado del monumento. Añadió que el Ayuntamiento «hará una propuesta técnica sobre las medidas que se pueden tomar en la que se contemplarán soluciones a cada colectivo afectado. Se dará cuenta a los implicados y se recogerán las ideas que realicen para alcanzar una propuesta definitiva que es la que se pondrá en marcha».

Temas