Diario Sur

El Colegio de Enfermería se suma a la exigencia de un segundo equipo de urgencias para Alhaurín

  • El presidente de la institución apoya las críticas del sindicato Satse y considera «insuficiente» un segundo enfermero

El conflicto por el segundo equipo de urgencias en el centro de salud de Alhaurín el Grande, lejos de acabarse, acerca cada día un nuevo protagonista. Después de que la delegación de Salud 'cediera' de alguna manera ofreciendo un segundo enfermero para el horario más problemático (los fines de semana), y de que la Plataforma en Defensa de Alhaurín el Grande aceptara dicho ofrecimiento, es precisamente el perfil afectado, el de los enfermeros, el que está mostrando su descontento.

Mientras que la semana pasada era el sindicato Satse el que mostraba su disconformidad con la medida, de la que decía era insuficiente e incluso «contraproducente», ayer fue el turno del Colegio de Enfermería de Málaga. En un duro comunicado, la institución pidió a todas las partes afectadas que se alcance un consenso para poner en marcha un segundo equipo de urgencias completo en Alhaurín el Grande, y no solo con la incorporación de una enfermera, ya que consideran que de esta manera se seguirá dando una situación discriminatoria y deficiente de atención sanitaria urgente, producida en esta zona compuesta también por núcleos rurales y diseminados.

«Ahora se decide, sin consenso previo, y sin atender las expectativas de la Plataforma en Defensa de Alhaurín el Grande -que pide un segundo equipo de urgencias-, ampliar los servicios con una enfermera, sin médico presencial y para la primera atención urgente, sea ésta la que sea, menoscabando así la complementariedad de la atención médico-enfermera, que garantiza el mejor y más completo abordaje, particularmente para asegurar la demora en casos vitales. Tampoco un médico solo podría garantizarlo», explicó el presidente del Colegio de Enfermería de Málaga, Juan Antonio Astorga.

A su juicio, que resulta ser la misma valoración que se realiza desde el principio de la Plataforma, los obligados desplazamientos del equipo de urgencias deja en ocasiones descubierto su servicio en el centro sanitario. Para el Colegio de Enfermería, ello ha ocasionado problemas importantes, en caso de urgencias vitales. «Los habitantes de Alhaurín el Grande merecen la cobertura de la atención urgente como es debido, sin asumir más riesgos que los que viven en otros núcleos de población», explico el presidente del organismo.

Presencia de un médico

Astorga explicó ayer que las enfermeras, que asumen esa ampliación horaria, quieren hacerlo con la presencia de un médico, «salvaguardando la mejor atención urgente posible y evitando potenciales situaciones de riesgo», un hecho que podría ocurrir en tanto por esta insuficiencia, «no sólo para la salud de la población, sino también para su propia seguridad ante situaciones que por atención insuficiente puedan desencadenar tensión y conflictos indebidos entre pacientes y familiares, por otra parte ya alimentadas por demoras en la atención médica no urgente ante la ostensible falta de médicos, que no está siendo subsanada», insistió, en un lectura muy similar a la realizada ya la semana pasada por el sindicato Satse.

Estos son los motivos por los que el Colegio de Enfermería de Málaga dejó bien claro ayer que exige a los responsables de la contratación y dotación de personal en los centros asistenciales que no pongan «en peligro» la salud de sus ciudadanos con la dotación incompleta de este segundo equipo de urgencias en Alhaurín el Grande.