Diario Sur

La Asociación de Peñarrubia comenzará mañana las obras de su ermita junto al embalse

Con la intención de mantener viva la memoria del pueblo que desapareció con la construcción del embalse de Guadalteba, los antiguos vecinos de Peñarrubia constituidos en la Asociación Rosario han proyectado un local-almacén que pueda tener un uso similar a una ermita -aunque no estará sacralizada- donde se refugie la Virgen del Rosario cuando cada cinco años celebren la romería. Las obras de cimentación comenzarán mañana jueves junto al embalse, justo en la zona de entrada a lo que fue el casco urbano del pueblo. El nuevo edificio tendrá un diseño inspirado en la antigua Iglesia de Peñarrubia con una espadaña que podrá llevar dos campanas, según informó el presidente de la asociación, José Durán.

El comienzo de los trámites de la asociación surgió en 2012 con motivo de la romería en la que se conmemoraron 40 años desde la marcha de los últimos habitantes de Peñarrubia y participaron en la romería la Virgen del Rosario y por primera vez la Virgen de Nueva Esperanza, antigua Virgen de los Dolores de Peñarrubia. «Ahí surgió la idea, se mantenía la peana de la cruz de la casilla de peón caminero en el interior de una nave y se sacó para ponerla en el lugar donde se construirá el edificio sobre unos terrenos que nos ha cedido la Junta de Andalucía para construir un local que tendrá 50 metros cuadrados», señaló Durán. El arquitecto es Benito Pozo.

Tras numerosos trámites, también porque los terrenos son zona arqueológica tipo C y necesitan vigilancia específica, tanto la Junta como el Ayuntamiento de Campillos han dado las autorizaciones. De momento comenzarán las obras, aunque no se espera que hasta dentro de tres o cuatro años se pueda finalizar el edificio. «Los costes son altos y nosotros nos valemos de las cuotas de socios y los donativos», señaló el presidente. La asociación cuenta ya con 230 socios, antiguos vecinos de Peñarrubia que en la actualidad están repartidos por toda España.