Diario Sur

La plataforma pro nuevo hospital denuncia «errores de diseño» en la UCI

  • El ente asegura que los enfermos «no tendrán una correcta vigilancia, ni una adecuada fuente de luz natural» en las futuras instalaciones

La 'Plataforma nuevo hospital ¡¡ya!!', ente integrado por sindicatos y asociaciones de la comarca natural de Ronda, continúa denunciando, a su juicio, las «deficiencias» con las que cuentan las futuras instalaciones sanitarias que la Junta de Andalucía, con una inversión de alrededor de 50 millones de euros y con cuatro años de retraso, prevé abrir este 2016. El colectivo ha centrado en esta ocasión sus críticas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) sobre la que aseguró que existen «graves errores de diseño y chapuzas». La Plataforma aseguró que «los enfermos no tendrán una correcta vigilancia ni una adecuada fuente de luz natural», ya que la distribución de las camas «no está en sintonía con las recomendaciones del Ministerio de Sanidad».

En este sentido, recordó que el Gobierno aconseja que «la solución de sala con habitaciones individuales debe asimismo resolver la necesidad de observación directa del paciente por parte del personal de la Unidad. Se recomienda que el paciente se encuentre alojado en una habitación (box) diferenciada, posibilitándose la existencia de un control visual directo por parte del personal que atiende la unidad» y añade que «las habitaciones más distantes del control de enfermería también pueden visualizarse mediante cámaras de videovigilancia».

La Plataforma recordó que, tras una primera visita de los profesionales de la UCI en el actual Hospital Comarcal, se acordó el traslado de este espacio, en el nuevo edificio, a otra planta (inicialmente, criticaron que la UCI estaría en «habitaciones individuales de pequeño tamaño», que habría «puertas estrechas» y «una distribución que no permitía la correcta vigilancia desde el control de enfermería»). «Los sanitarios de la UCI han podido apreciar las modificaciones realizadas que, aparte de añadir las correspondientes conexiones para el imprescindible aparataje, básicamente han sido las de tirar tabiques. Nos encontramos con situaciones en las que donde había dos habitaciones, habrá una, pero con dos cuartos de baño», criticaron y añadieron que «es fundamental que el personal tenga bajo supervisión directa al paciente». Otro de los aspectos que cuestionó la Plataforma es el mantenimiento de los 'pasillos perimetrales' y que «las puertas seguirán siendo igual de estrechas».

Desde el Área de Gestión Sanitaria se ha venido defendiendo la calidad del servicio que prestará el nuevo hospital de Ronda y que la atención será la adecuada para la población que atenderá.