Diario Sur

Pizarra ofrecerá el servicio de transporte con las barriadas a través del Consorcio Provincial

  • El PSOE acusa al equipo de Gobierno de «privatizar» el servicio una semana después de haber adquirido un nuevo microbús

El nuevo servicio de autobús entre Pizarra y sus barriadas aún no ha echado a andar y ya se ha convertido en motivo de polémica entre el equipo de Gobierno -formado por el PP e Izquierda Unida- y el PSOE. Tan solo una semana después de que el Consistorio adquiriera un microbús para este servicio -a causa de los fallos que estaba dando el anterior-, el equipo de Gobierno anunció una serie de conversaciones con el Consorcio de Transportes del Área Metropolitana de Málaga para poder subsanar «en la medida de lo posible» aquellos problemas y poner a disposición de los usuarios «un mejor servicio, además con unos precios mas bajos», tal como explicaron fuentes municipales.

Para poder llevar a cabo dicha medida, tan solo sería necesaria que ésta sea aprobada en el pleno y en la mesa de Junta del Consorcio de Transporte. Dicho servicio se prevé que esté en marcha a principios de 2017. La línea sería la misma, con la diferencia de cambio de dos de sus horarios en quince minutos de adelanto para que coincida con el horario de trenes. Lo que se pretende el Ayuntamiento, aseguran, es que tantos las arcas públicas como la ciudadanía «ahorren y puedan disponer de un mejorado medio de comunicación».

Sin embargo, este gesto parece no haber gustado en las filas socialistas, que denunciaron que, tras anunciar la semana pasada que la compra del nuevo autobús iba a mejorar el servicio municipal entre Pizarra y las barriadas de Zalea, Cerralba y Gibralmora, «una semana después llevará a pleno la privatización de este servicio. Esta mentira es muy fuerte porque mintió a sabiendas que estaba negociando la privatización del servicio, y aún así posó para la foto con el recién adquirido autobús», criticaron..