Diario Sur

Asfaltada la última carretera terriza de la red provincial entre Peñas Blancas y Genalguacil

Elías Bendodo, en el centro, ayer junto a otras autoridades en la carretera. :: sur
Elías Bendodo, en el centro, ayer junto a otras autoridades en la carretera. :: sur
  • El lunes comenzará el acondicionamiento de un tramo de senda peatonal para finalizar una vía donde la Diputación ha invertido 1,2 millones

La Diputación de Málaga está asfaltando la última carretera terriza de la red provincial. Las obras de mejora de la carretera de acceso a Genalguacil desde Peñas Blancas (MA-8302) finalizarán antes de que acabe el mes incluyendo el acondicionamiento de un tramo de un kilómetro como senda peatonal para que los vecinos puedan pasear de forma segura. Es la última actuación relacionada con las obras acometidas en esta carretera, que comenzaron en el mes de enero y en las que la Diputación de Málaga ha invertido 1,2 millones de euros. Este tramo peatonal supone una inversión extra de 46.000 euros y corresponde a una zona de la carretera que se ha ensanchado para la sustitución de diversas canalizaciones, por lo que se aprovechará ese nuevo espacio que se ha creado para que quienes lo deseen puedan caminar o dar un paseo desde el pueblo, según anunció el presidente de la Diputación, Elías Bendodo.

Bendodo explicó que a partir de lunes comenzarán los trabajos de acondicionamiento de la senda, que tendrá un metro de ancho con la instalación en el pavimento de un material granular y con la colocación de barandillas. «El objetivo es que se pueda realizar un tránsito peatonal cómodo y con todas las garantías de seguridad vial», señaló.

La Diputación está trabajando en un plan para aumentar la seguridad de los peatones en las carreteras locales de muchos municipios en los que estas vías son la única ruta que tienen los vecinos para poder caminar y pasear.

El acondicionamiento de la carretera de acceso a Genalguacil desde Peñas Blancas es una demanda histórica de los vecinos del municipio, según Elías Bendodo. La actuación beneficiará tanto a los vecinos que tengan que ir a trabajar a diario a la Costa del Sol, como aquellos que quieran visitar el municipio y que hasta ahora se encontraban con dificultades de acceso. La intervención permitirá mejorar el trazado de la carretera dentro de las circunstancias existentes. Habrá dos curvas nuevas y se actuará en otras ocho para suavizarlas. Más de un tercio del presupuesto de las obras se está destinando a estructuras, muros, señalización, balizas, defensas y barreras de seguridad.